Humedades

Inicio / Humedades

El origen de las humedades

Diagnosticar correctamente el origen de las humedades es el primer paso para encontrar una solución. La humedad puede tener su origen en la condensación (humedad ambiental), la capilaridad (humedad ascendente) o infiltraciones laterales (sótanos, bodegas, viviendas en semisótanos, garajes…).

MURPROTEC ofrece soluciones a la humedad de forma definitiva y garantizada. Nuestros especialistas le ayudarán de forma gratuita y sin compromiso a identificar cuál de estos tipos de humedades afecta a las paredes y techos de su vivienda indicándole la solución más adecuada en cada caso para eliminarlas para siempre.

Humedades por condensación

La actividad diaria (ducharse, cocinar, lavadoras, secadoras,...) y la ventilación deficiente de las viviendas producen fenómenos de condensación. Aparecen manchas de moho en paredes o techos, e incluso, pueden generarse problemas de salud.

El exceso de humedad ambiental suele ser el origen de los problemas de humedades por condensación. Esta acumulación de agua en las paredes y techos de nuestras casas hace que proliferen los ácaros y los hongos, aumentando el riesgo de sufrir alergias, asma y otras enfermedades relacionadas con la humedad.

Humedades por capilaridad

La humedad sube por los cimientos y muros por efecto de la capilaridad de los materiales porosos como juntas y ladrillos. Esta humedad se evapora en las paredes, apareciendo el salitre y haciendo saltar los revestimientos e incluso, la pintura anti-humedad.

Las humedades por capilaridad pueden terminar debilitando los cimientos y los muros de los edificios, aumentando el peligro de inestabilidad de la construcción. Además, el consumo de calefacción en casas con este problema es mucho mayor, suponiendo un gasto mayor a los propietarios de las viviendas afectadas.

Humedades por infiltraciones

En sótanos, garajes o viviendas construidas por debajo del nivel del suelo pueden aparecer problemas de humedades cuando el agua presente en la tierra exterior se infiltra lateralmente hacia el interior. Además, las infiltraciones laterales representan un peligro para la resistencia estructural del edificio.

Las humedades por infiltraciones laterales constituyen una amenaza para la estabilidad y seguridad de la construcción. Los elementos arquitectónicos de la vivienda pueden desprenderse a causa de la humedad estructural y se pueden producir cortocircuitos e incendios cuando la pared afectada tiene una instalación eléctrica.