Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Inicio > Humedades > Humedades por capilaridad

Los muros de edificios y viviendas tienen una gran capacidad de absorción, que varía en función de la permeabilidad y porosidad de su estructura. Cuando el agua del subsuelo ascienden y entran en contacto con estos muros, se filtran por ellos igual que si lo hicieran a través de una esponja.

En el caso de las subidas capilares, los materiales que están en contacto con la tierra húmeda o el agua subterránea, permiten que ascienda a través de ellos, pudiendo alcanzar un metro y medio de altura.

Y acompañándola, también ascienden sales higroscópicas, que al subir se evaporan e impregnan las paredes. Además, cuando un muro no puede almacenar más agua, comienzan a salir manchas negras y otros problemas derivados del exceso de humedad.

Síntomas a detectar

Algunas evidencias de que existen humedades por capilaridad son:

  • Salitre y moho en las paredes.
  • Pintura y revestimientos que caen.
  • Mayor consumo de calefacción por la humedad.
  • Problemas en la instalación eléctrica.
  • Cimientos y muros debilitados, con el riesgo de inestabilidad que conlleva.
  • Incomodidad: escalofríos, sábanas y ropa húmedas…

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    ¿De dónde provienen este tipo de humedades?

    El suelo sobre el que se construye un edificio contiene agua y su cantidad depende del tipo de terreno y de la época del año en la que nos encontremos. Así, en los meses más lluviosos, la presencia de agua será mayor y la probabilidad de padecer humedad por capilaridad, aumentará.

    El agua que proviene del subsuelo, contiene sustancias salinas (minerales, sulfatos y cloruros), que la acompañan en su ascensión a través de los materiales.

    Si el material constructivo es lo suficientemente poroso y carece de un aislamiento adecuado, provocando que el agua ascienda y atraviese los cimientos, apareciendo en el interior de las viviendas en forma de manchas o desprendimientos de revestimientos.

    Como ya hemos mencionado, este tipo de agua únicamente alcanza cierta altura, siempre dependiendo de la porosidad del muro y de la humedad presente. Por ello, los problemas de humedad derivados de la capilaridad son comunes en las plantas bajas y sótanos.

    ¿Qué consecuencias tienen las subidas capilares para la salud?

    1. Los problemas respiratorios como la tos o el asma, y algunas enfermedades graves como la neumonía o la bronquitis, están muy relacionadas con el exceso de humedad.
    2. Las humedades por capilaridad son muy difíciles de detectar a tiempo, lo que puede agravar el estado de salud de tu familia y hacer que problemas mínimos se conviertan en graves o crónicos.
    3. El exceso de humedad generado por la capilaridad y el uso de métodos no eficaces pueden agravar la salud de tu hogar y desembocar en un problema de graves consecuencias.

    ¿Cómo acabo definitivamente con los problemas de humedad por capilaridad?

    Encontrarse con manchas o desprendimientos de la pintura en la pared puede no parecer grave a simple vista, pero:

    ¿Y si te decimos que la integridad estructural de tu casa está en peligro?

    La capilaridad permite que el agua llegue a las estructuras y que pueda dañar seriamente su integridad. Si no contamos con un sistema que prevenga la ascensión del agua podemos encontrarnos con un problema de difícil solución.

    Y contra esto, de nada sirve el uso de pinturas especiales ni pequeños parches estéticos, que en ningún caso solucionarán el verdadero problema de raíz.

    Analizar el material de construcción y dar con un tratamiento que impida que el agua vuelva a ascender, hace que nuestros expertos puedan garantizar que la seguridad de tu hogar y tu familia no esté en peligro.

    Encontrar el origen de las humedades por capilaridad es la única forma de solventar el problema para siempre.

    ¿Cómo detecto que mi hogar tiene humedades por capilaridad?