Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Las humedades pueden tener su origen en la condensación (humedad ambiental), la capilaridad (humedad ascendente) o filtraciones laterales (sótanos, bodegas, viviendas en semisótanos, garajes…).

Y su presencia en tu vivienda puede provocar serios problemas y consecuencias en la salud de sus habitantes, en la economía doméstica y en la conservación de la propia construcción.

Por eso, es importante acabar con los problemas de humedades de forma definitiva. Antes de que sea demasiado tarde.

Tu salud

Los problemas de humedad en tu hogar provocan principalmente afecciones respiratorias que, en algunos casos, pueden ser muy graves.

Además existe un mayor riesgo de accidentes por desprendimiento de elementos constructivos y de electrocución.

Tu casa

Un muro profundamente afectado por la humedad pierde hasta el 50% de su poder de carga poniendo en serio peligro la estabilidad de la estructura del edificio. La humedad puede también oxidar los elementos estructurales metálicos de vigas y tuberías.

Tu economía

El valor de tu casa se reduce por la presencia de los problemas de humedades, además de debilitar su estructura y poco a poco acabar con ella. No es sólo una cuestión estética, las humedades tiene consecuencias económicas.

Las humedades en casa pueden tener muchos más problemas que los relacionados con tu salud, tu casa y tu economía. Es cierto que estos 3 factores son los más relevantes, pero las consecuencias de las humedades pueden ser perjudiciales en muchos otros ámbitos. Repasemos algunos de ellos:

Moho y manchas negras

El principal requisito para que aparezca moho es la humedad. Este hongo no puede existir sin humedad. Puede aparecer en cualquier lugar y sobre cualquier superficie: comida, tejidos naturales o sintéticos, madera, yeso, metales… Aparece en espacios húmedos y con poca luz. Necesita poco tiempo para proliferar y sus esporas terminan esparciéndose por el ambiente, lo que puede perjudicar gravemente a personas con alergias, asma u otros problemas respiratorios.

Ácaros y hongos

Además de favorecer la aparición de moho, los ambientes húmedos y con poca luz también favorecen la aparición de otros hongos y ácaros. Estos organismos ensucian nuestras paredes, pueden estropear nuestras pertenencias y crear un ambiente insalubre.
Además, son el origen de múltiples alergias y problemas respiratorios.

Olores a humedad

Hay zonas de la casa más propensas a oler a humedad. Espacios normalmente cerrados o de poco uso que ventilamos poco: sótanos, garajes, trasteros, armarios, cajones… Estos suelen ser también los primeros lugares en los que sufrimos problemas de moho, corrosión o manchas de humedad.
En el caso de los armarios y cajones, el olor a humedad se pega a la ropa y los tejidos. Eliminar el foco de humedad, que suele ser un simple exceso de humedad ambiental, nos evitará muchos dolores de cabeza.

Deterioro general del hogar

La aparición de moho y manchas de humedad son los problemas físicos y visibles más comunes de las humedades. Pero hay una larga lista de problemas que también pueden afectar el hogar: pintura desconchada, ropa de cama húmeda, muebles de madera que se pudren, metales que se oxidan, libros y hojas de papel que se vuelven amarillas, colecciones de sellos o documentos que se estropean…
La humedad elevada, aparte de crear moho y manchas que atacan los tejidos y las paredes. También provoca la pintura desconchada, muebles de madera se deterioran por el moho, metales se oxidan, etc.. Si no se controla la humedad, podría crear elevados costes de reformas y pérdidas en la calidad de los objetos/muebles.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Photo-diagnosis

    Cómo detectar las humedades

    Pequeñas manchas negras de moho en esquinas y paredes, espejos empañados o goteos en las ventanas: estos suelen ser algunos de los primeros síntomas de que algo no va bien. Si se presentan en una vivienda o local, es que existe un claro problema de humedades, y será necesario actuar de una manera rápida.

    Y la mejor manera de realizar un diagnóstico eficaz, es contar con profesionales especializados y formados para ello.

    Descubre cómo diagnosticar

    Cómo tratar las humedades

    Cuando encontramos problemas de humedades en casa, es común plantearnos, en un primer momento, que nosotros mismos vamos a ser capaces de solucionarlos. Ya se trate de problemas de humedades por condensación, por filtraciones laterales o por capilaridad

    ¡No te engañes!

    Los remedios caseros antihumedad no funcionan.

    Descubre todos los tratamientos

    Tratamientos certificados por

    Nuestros premios

     ¿Hablamos?