Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

No sólo de estructuras vive la humedad

Las humedades pueden afectar a muchas áreas de nuestro día a día, más allá de la estructura de nuestra vivienda.

humedades

Las consecuencias que las humedades pueden causar en la estructura de nuestra vivienda es uno de los objetivos principales de nuestros esfuerzos para evitar que ese daño nos suponga un problema económico o de salud y, a veces, nos olvidamos de otros detalles que también son muy importantes en nuestro día a día.

Aunque la madera es un elemento que no aparece en nuestro país de manera recurrente en las estructuras, si lo hace como parte de la decoración, mobiliario o zonas importantes de la estructura de nuestro hogar (puertas, ventanas o persianas). Es sabido que la madera no se lleva especialmente bien con el agua. Este material es bien conocido por su capacidad de absorber el agua y añadirla a su estructura, hinchándose y haciendo que la reparación sea costosa, y que casi siempre acabe con una sustitución. En el caso de la estructura es grave, pero…

¿A quién le agrada tener que cambiar las estanterías de su casa, donde uno guarda sus fotos, libros y decoraciones, con el gasto de dinero que supone?

También es sabido que la madera, como material orgánico, tiende a descomponerse, a generar malos olores y a la aparición de organismos poco deseables por higiene y salud. Es por ello que cuando detectemos una humedad no solo debemos revisar el estado de la estructura, sino de todos aquellos objetos de madera que puedan ser susceptibles de ser dañados.

Sabemos, además, que la tecnología ha cambiado mucho en los últimos años y que forma parte de nuestras vidas de una manera más íntima que nunca. Los smartphones, tablets y ordenadores en muchos casos se hacen imprescindibles para nuestro funcionamiento diario. Además, estos aparatos no solo suponen una mejora y nos facilitan la vida, sino que suelen ser objetos que tienen implícito un coste elevado en caso de reparación o sustitución y además suelen originarnos buenos quebraderos de cabeza cuando no disponemos de ellos.

¿Quién no se ha enfadado porque no funciona el router?

La humedad es muy agresiva con todos los objetos con componentes electrónicos y del mismo modo que nos fijamos en la estructura de nuestra vivienda y todos aquellos objetos de madera que puedan verse afectados, es importante que recordemos vigilar y proteger nuestros artículos tecnológicos de las humedades.

Contar con la ayuda y el consejo de profesionales que sean capaces de atajar el origen de esas humedades, no solo ayudará a que la estructura de nuestra vivienda esté intacta, sino que hará que otros objetos, menos importantes pero igual de necesarios en nuestras vidas, estén a salvo y nos eviten quebraderos de cabeza y costes innecesarios para nuestros bolsillos.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    El hogar, así como el lugar del trabajo, puede esconder muchos riesgos para la salud. A parte de los accidentes domésticos, o laborales, que puedan acontecer, existe un factor depeligro para la salud, que no se ve, pero que cuando empieza a notarse… ¡Cuidado! Se trata, una vez más, de la humedad. Más concretamente, en […]

    “Las vacaciones de verano son las más propicias para cambiar a los niños que durante todo el curso llenan las aulas de los colegios por obreros que dejen en las mejores condiciones estos espacios para los pequeños. (…) El muradeño fue el espacio que visitó ayer la edil Rosa Martínez, quien comprobó ‘in situ’ el mal estado en que se encuentran, en especial, las aulas del pabellón de Infantil que datan del año 1980 y en las que se ubicó el primer centro escolar de esta partida rural. Las humedades afloran por las paredes, los niños tienen calefactores para calentarse en invierno y los sanitarios no están adaptados a la altura de los habitantes de esos espacios.” (Fuente: Laverdad.es)

    La humedad ambiental es uno de los peores enemigos de la bronquiolitis infantil, una enfermedad respiratoria aguda frecuente en los primeros años de vida. Esta dolencia, que afecta a la parte final de los bronquios inflamándolos y obstruyéndolos, es más frecuente durante el invierno y principio de la primavera, pues el frío y las lluvias aumentan las posibilidades de que la humedad ambiental ascienda tanto dentro como fuera de nuestras casas y agrave el estado de la infección.

    Las humedades no son un problema sin importancia, de ahí que hasta la Fundación del Patrimonio Histórico se levante contra este fenómeno que tanto daño puede hacer en los edificios, daños que se magnifican cuando se trata de construcciones que forman parte de la historia y el bien cultural y artístico de las ciudades. Y es que, la existencia de humedad estructural puede tener consecuencias irreversibles.

     ¿Hablamos?