Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Humedad relativa ideal: qué es y cómo se calcula

 

Humedad del aire y condensación

 

¿Debes prestarle atención a la humedad relativa de tu hogar?

Aunque puede parecer que es un tema que no afecta a tu entorno y que es algo a lo que en general no se le presta atención, es de vital importancia que la controles.

La humedad relativa del aire supone la diferencia entre un ambiente habitable o no, y de eso te queremos hablar a lo largo de este artículo.

Si quieres saber qué es y cómo se calcula para tener tu hogar siempre sano, no te pierdas ni una palabra.

 

¿Qué es la humedad relativa?

 

Con este término, nos referimos a la relación que hay entre la cantidad de humedad que contiene una masa de aire y la que contendría de estar totalmente saturada.

Es decir, que cuanto más cerca del 100% esté este valor, más húmedo estará el aire, hasta el punto de llegar a la condensación cuando marque ese 100%.

En ese momento, llamado punto de rocío, aparecerá la condensación.

 

¿Por qué es importante mantener la humedad relativa en casa a unos niveles adecuados?

 

Mira, ya te hemos hablado en otras ocasiones de lo nociva que es tener una humedad más alta o baja de lo indicado. En el caso de la humedad relativa ocurre algo parecido.

Cuando la humedad relativa es demasiado alta o demasiado baja, los problemas de salud empiezan a aflorar, e incluso cuando es excesiva, puedes encontrarte con contratiempos de humedades en tu hogar.

 

¿Qué ocurre cuando es demasiado baja?

Seguramente puedas pensar que cuando la humedad relativa está por debajo de lo ideal, es algo inofensivo.

Ocurre lo mismo con los conductores: se cree erróneamente que ir a la velocidad más baja en una autovía no es peligroso, pero la realidad es muy diferente.

A nivel de salud, cuando la humedad relativa en tu hogar es demasiado baja es cuando puedes empezar a sentir sequedad en las mucosas, en la nariz, la boca y la garganta.

Y esto, por desgracia, supone empezar a tener problemas de respiración e incluso de sangrado por la nariz.

 

¿Qué ocurre cuando es demasiado alta?

Te puedes imaginar entonces, que si tener una humedad relativa baja es peligroso, que sea demasiado alta no se queda atrás.

En este caso, los problemas que puedes sufrir tienen que ver con la aparición de hongos, alergias y enfermedades derivadas de la aparición de humedades por condensación.

 

¿Cuál es el porcentaje de humedad ideal en casa?

 

Es importante que, antes de que te demos una cifra, tengas claro que la humedad ideal en casa varía de una persona a otra, pero que en general se mantiene en un punto medio que te permite vivir sin problemas.

Este porcentaje puede estar entre el 40 % y el 60 %.

¿Por qué? Porque depende de si tu aire siempre está en reposo o si existe una buena circulación del aire.

Por ello es imprescindible que puedas controlar la humedad relativa de tu casa.

 

¿Cómo se calcula la humedad relativa?

 

05 por tu cuenta puede ser el peor ejercicio de matemáticas que hagas en tu vida.

Es por ello que nosotros siempre te recomendamos que acudas a la tecnología para averiguar cuál es la humedad relativa de tu hogar.

Para ello, debes utilizar un higrómetro.

¿Cuál? Depende de ti, porque existen diferentes tipos:

  • El higrómetro de condensación. Se utiliza para calcular la humedad atmosférica al conseguir el punto de Rocío.
  • El higrómetro de cabello. Funciona gracias a una cuerda de cabellos que se retuerce con mayor o menor grado según la humedad ambiente.
  • El higrómetro de absorción. Utiliza sustancias químicas higroscópicas, las cuales absorben y exhalan la humedad, según las circunstancias que los rodean.
  • El higrómetro eléctrico. Está formado por dos electrodos arrollados en espiral entre los cuales se halla un tejido impregnado de cloruro de litio acuoso.

 

¿Cómo puedes controlar la humedad relativa en tu hogar?

 

Tal vez pienses que es imposible controlar la humedad relativa de tu hogar, y más teniendo en cuenta que necesitas un aparato electrónico para averiguarla.

Sin embargo, una buena ventilación del hogar puede convertirse en tu mejor aliado en este sentido.

Porque para controlar la humedad relativa, tan solo debes dejar que el aire de tu casa se regenere constantemente.

De todas formas, te ofrecemos una serie de consejos que te pueden venir bien:

Abre las ventanas, sobre todo en invierno ya que es cuando más tiempo mantienes tu hogar cerrado.

Las zonas afectadas por la humedad no pueden estar cubiertas. Lo peor que puedes hacer en el caso de que ya tengas signos de humedad es taparlos o pintar por encima, es por ello que la pintura antimoho es tan poco efectiva.

Tiende en el exterior siempre que puedas. La humedad que desprende la ropa húmeda repercute en la humedad relativa de tu hogar.

Instala un sistema de ventilación mecánico para los lugares más húmedos de tu hogar, como la cocina o el baño.

 

Si aun así, los problemas de humedad continúan, en Murprotec estamos preparados para ayudarte cuando lo necesites. Por eso te volvemos a invitar a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro diagnóstico online y gratuito.

Uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo y te ayudará a encontrar el origen del problema para acabar con él de una vez por todas.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    El exceso de humedad que provocan los llamados fenómenos de condensación puede irrumpir en las cocinas y despensas dañando los alimentos. Según la publicación digital Eroski Consumer, la condensación puede convertirse en un problema de seguridad alimentaria, ya que altos niveles de humedad ambiental favorece la aparición y proliferación de bacterias que pueden acabar dañando […]

    La humedad estructural es un factor a tener en cuenta desde que la construcción de un edificio comienza a proyectarse. Tan importante como la elección de los materiales, el diseño de los espacios o los plazos de ejecución es la prevención de los problemas de humedades que pueden afectar a la estructura de las construcciones en el futuro. De ahí, que haya que atender a la posible presencia de humedades desde el despacho del arquitecto.

    Una casa o un edificio con problemas de humedad son lugares con alto riesgo de sufrir cortocircuitos o fallos en los aparatos o líneas por las cuales pasa la corriente eléctrica.

     ¿Hablamos?