Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La problemática de las humedades en Ciudad Real

Inicio / Blog / La problemática de las humedades en Ciudad Real
Publicado por
en Blog

Ciudad-Real-Murprotec

La provincia de Ciudad Real engloba muchos tipos de climas y situaciones variadas en su posición frente a las humedades. Cuidad real es una de las provincias con menos densidad de población y con un clima característico marcado por veranos cortos, y muy calurosos, e inviernos muy fríos y secos. Una realidad, que con el conocimiento popular en mano, no es muy beneficiosa para las humedades.

Ciudad real: muchos escenarios climatológicos

La provincia manchega es conocida por sus pequeñas ciudades y pueblos que salpican la meseta central de su extensión. Pero tanto al norte, en los Montes de Toledo, como al Sur, en Sierra Morena, podemos encontrar buenos ejemplos de clima más montañoso, donde el invierno es más lluvioso y el verano algo más benévolo.

Tanto en la meseta, marcada por un clima continental mediterráneo, como en la montaña, hay una característica común muy a tener en cuenta: las diferencias de temperaturas.

Condensación a la orden del día

La diferencia de temperatura entre el día y la noche es uno de los factores esenciales para la condensación del agua y su posterior acumulación. Las humedades por condensación no solo se deben a efectos externos y son habituales en el interior de los hogares y negocios, debido a nuestra actividad diaria. La suma de alta variación térmica y una climatología, a priori, no apta para las humedades da la falsa sensación de seguridad.

Las humedades por condensación son relativamente fáciles de detectar, pero son un gran quebradero de cabeza a la hora de solucionarlas.

Las humedades por condensación están a la cabeza de uso de “remedios caseros”. Al ser tan habituales y molestas (malos olores, manchas, moho), hay una ristra de remedios que “aseguran” poder lidiar con dichas humedades. Nada más lejos de la realidad. Soluciones como las bolas absorbentes de humedad, el bicarbonato para matar el mal olor o algunas soluciones ácidas para acabar con las manchas que provoca la condensación, son parches a un problema mayor.

Para acabar con las humedades por condensación hay que asegurar la evacuación del exceso de condensación y garantizar que el hogar es capaz de hacerlo con sus medios. Una solución que choca de frente con la arquitectura del hogar y que puede suponer un gran gasto si no se cuenta con profesionales cualificados.

Nuestra CTA (central de tratamiento de aire) se ocupa de mantener unos niveles óptimos de humedad y de renovar el aire constantemente. Una solución que acaba con la condensación y con otro de los problemas habituales.

La capilaridad que se nutre de la condensación

Cuando el volumen de agua condensada se acumula, se pueden ocasionar filtraciones por capilaridad que ascienden por los poros de los materiales de los muros. Una situación que en provincias como Ciudad Real es más habitual de lo que creemos. Las humedades por capilaridad pueden acceder a los muros, dañar su durabilidad y afectar a la red eléctrica. Problemas que pueden agravarse si el agua daña la estructura.

Nos hemos encontrado con problemas de condensación habituales que se han convertido en una humedad estructural. Un problema de esa magnitud puede acabar con el derribo de un edificio.

Ciudad Real es una provincia marcada por un clima extremo en ocasiones, pero no está exento de sufrir los estragos que el agua, omnipresente, puede lograr.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas