Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Humedades en los trasteros: más peligrosas de lo que piensas

Inicio / Blog / Humedades en los trasteros: más peligrosas de lo que piensas
Publicado por
en Blog

2018_08_21

 

Si no es la primera vez que te pasas por el blog de Murprotec, estamos convencidos de que ya sabes que las humedades conllevan más riesgo del que te habían contado.

A pesar de que todas las humedades son dañinas, hay algunas a las que les prestamos mucha menos atención.

Y sí, nos estamos refiriendo a las humedades en los trasteros. Pero ¿sabes cuál es el motivo?

Sigue leyendo para descubrirlo.

Por cierto, si tienes detectada cualquier humedad en tus trasteros, ponte en contacto con nosotros. Accede al diagnóstico gratuito online y descubre cómo puedes hacerla desaparecer.

 

Humedades en los trasteros, garajes y sótanos: ¿Qué pueden suponer?

 

Las humedades en los trasteros se pueden convertir en un auténtico dolor de cabeza. Pero ¿sabes cuál es la causa?

Tú mismo.

Bueno, tú, nosotros y prácticamente todas las personas. Así que podemos decir que es nuestra pasividad lo que las puede convertir en un problema trascendente.

¿El motivo?

La inmensa mayoría de las personas no se toma en serio las humedades en los trasteros y otras zonas.

¿La consecuencia?

A medida que pasa el tiempo se vuelven mucho más peligrosas y complicadas de eliminar.

Al final, como se trata de un lugar donde pasamos poco tiempo no consideramos que tengamos que tomar acción… pero nada más lejos de la realidad.

Si vives en una vivienda unipersonal, podrías estar poniendo en peligro la salud de toda la propiedad. Y en el caso de que sea un bloque de pisos, también la del resto de los habitantes.

Así que ya sabes, sigue el consejo de tu abuela: «más vale prevenir que curar».

 

Humedades en los trasteros: ¿Cómo son?

 

Como este tipo de lugares suelen ser pequeños y mal ventilados, la humedad es una amenaza real que acaba por aparecer siempre y cuando no pongamos en marcha mecanismos para prevenirlo.

Uno de los grandes problemas es que se tratan de lugares poco ordenados —asúmelo, ninguno somos los más ordenados en estos espacios— en los que muchos materiales están en contacto con el suelo.

Ahí es donde comienza a aparecer el problema. Al estar en contacto con la humedad del suelo de manera recurrente, esta puede estropear nuestros objetos —y recuerdos—.

Como sabes, lo más importante es entender por qué ha aparecido la humedad y después diseñar un plan personalizado para acabar con ella de raíz y que no vuelva a aparecer.

Existen dos tipos de humedades habituales dentro de los trasteros:

En función de su origen, se tomará una acción u otra de cara a acabar con ellas y asegurarnos que no vuelvan a aparecer.

¿La mejor decisión? Solicitar un diagnóstico gratuito de Murprotec y que un profesional te ayude a entender el origen de esa humedad y te cuente cómo puedes acabar con ellas.

 

Mala ventilación: el gran problema en los espacios pequeños

 

Te lo adelantábamos un poco más arriba.

El motivo por el que aparecen humedades en los trasteros es —normalmente— la mala ventilación.

Seguro que no te sorprende, pero los trasteros son las zonas donde menos se renueva el aire de tu hogar.

Por eso su olor es tan desagradable cada vez que abres la puerta en busca de ese objeto que pensabas que tenías localizado.

Además, cuando se diseñan tampoco es habitual que se ponga mucho esfuerzo en conseguir una ventilación apta para evitar las humedades.

Como carece de aislamiento térmico, se potencia la posibilidad de que aparezcan humedades en las zonas más frías y húmedas.

Si a todo esto le sumas que lo normal es que los trasteros estén situados en la planta sótano, las posibilidades de que aparezca una humedad por condensación tarde o temprano es muy grande.

Es una cuestión de tiempo.

 

¿Cómo puedes reconocer una humedad por capilaridad?

 

Mira.

Si quieres reconocer las humedades por capilaridad solo necesitas fijarte en los siguientes síntomas:

  • Desconchones de la pintura en la pared.
  • Manchas blancas generadas por las sales minerales del agua.

Esa es la clave.

Sabemos que insistimos mucho en lo importante de reconocer el origen de la humedad, pero al final esto es fundamental a la hora de buscar la solución.

 

Humedades por mal aislamiento

 

Esta es otra de las razones por las que pueden aparecer las humedades en los trasteros y otros sitios pequeños y cerrados.

Como las paredes de los trasteros son tan sencillas, en muchas ocasiones no cuentan ni siquiera con una cámara de aire. Esto acaba generando un puente térmico que provoca la condensación en el interior.

 

¿Y qué hacemos si la humedad ya está presente?

 

Te podemos asegurar que sigue siendo igual de peligroso por muchos conductos de ventilación y aislamiento que añadas a la estructura.

Lo principal que debemos hacer antes de intentar evitar que entre humedad, es acabar con ella de raíz y ya después buscar maneras que le impidan volver a adueñarse de tu trastero.

Por lo que antes de levantar una obra y abrir boquetes, lo mejor que puedes hacer es contactar con un profesional que pueda ponerle fin a las humedades que ya están invadiendo tu hogar.

 

Solicita tu diagnostico gratuito y acaba con los problemas de las personas

 

Si has bajado recientemente a tu trastero y has encontrado los primeros síntomas de humedades, no lo dejas pasar.

Solicita tu diagnóstico gratuito online en Murprotec y descubre cuál es la mejor estrategia para asegurarte de que no vuelven a aparecer.

Cuanto más tardes en actuar, más complicado será ponerles fin.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas