Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Cómo medir la humedad en casa

Higrómetro para medir la humedad de la casa

¿Alguna vez te has preguntado cómo saber qué humedad tienes en casa?

La realidad es que a nadie le gusta vivir en una vivienda húmeda. Se trata de una situación que te roba tu energía y que pone en verdadero riesgo tu salud.

La mayoría de los estudios realizados, consideran que la humedad ambiental de un espacio cerrado debe mantenerse entre un 40 y un 60%. Por encima de esos valores nos encontraríamos con un exceso de humedad, que puede provocar problemas a los elementos constructivos y a todo lo que se encuentre en su interior, incluida la salud de las personas.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones nunca sabemos si estamos en peligro porque desconocemos cómo medir la humedad en casa.

Por eso en este post descubrirás cómo utilizar un higrómetro y cómo actuar en caso de ser necesario.

Pero ¿cómo puedes saber si estás en peligro?

En este post encontrarás las respuestas.

¿Cómo puedes medir la humedad en casa?

¿Alguna vez has escuchado hablar del higrómetro?

Se trata de una herramienta poco conocida, que te permite medir la humedad de una manera muy sencilla.

Conocer los niveles de humedad de tu hogar es uno de los pasos más importantes para conseguir que tu hogar sea menos húmedo.

 

¿Cómo medir la humedad en casa con un higrómetro?

Si te acabas de comprar un higrómetro —o tenías uno olvidado en casa—, lo más probable es que desconozcas cómo puedes utilizarlo.

En ese caso, lo primero que debes hacer es identificar qué tipo de higrómetro tienes entre manos.

  • Puede que sea analógico.
  • Pero también es posible que sea digital.

Déjanos explicarte las ventajas de cada uno de ellos.

Los higrómetros analógicos

Se caracterizan porque están creados con un material sensible a la humedad y se asemejan a los termómetros de toda la vida.

La diferencia es que cuenta con una rueda al estilo de un reloj analógico donde te marca los valores de humedad.

Son baratos y fáciles de utilizar, aunque pueden tener un margen de error del 10 % arriba o abajo.

Los higrómetros digitales

A diferencia de lo que ocurría con los analógicos, estos higrómetros especifican la humedad relativa con un sensor eléctrico al que le afecta la humedad.

Los más sencillos de utilizar están pensados para interiores y son mucho más específicos que los analógicos.

Gracias a su pantalla LCD, puedes tener controlados los valores de humedad y su margen de error se queda en un 5 % arriba o abajo.

Ten en cuenta esto al utilizar un higrómetro

Cuando tengas claro qué tipo de higrómetro vas a instalar en tu hogar, debes tener en cuenta algunas consideraciones.

Tienes que buscar un lugar específico de tu casa que no esté afectado por otras circunstancias, es decir, evitar fuentes de calor y lugares con aparatos de climatización.

Debes cerrar las ventanas y las puertas y alejar el higrómetro de ellas, es importante evitar las fluctuaciones de temperatura para que sea efectivo.

Evita quedarte con la lectura inicial. Debes dejar que el aparato actúe durante unas cuantas horas. Lo ideal es que realices tres lecturas en horas distintas y hacer una media con estos resultados.

Así consigues la manera más eficaz de tener un valor representativo.

Debes saber que los higrómetros necesitan calibrarse. Puedes hacerlo tú o llevarlo a una tienda especializada.

Para ello, deberás colocarlo en el exterior, asegurarte de que el valor es el mismo de la información meteorológica y ajustarlo de no ser así.

Cuando hayas utilizado tu higrómetro, te dará una escala de cero a cien. Los números más altos significan mayor humedad, mientras que los más bajos indican mayor sequedad.

Por último, recuerda que esa lectura te da una humedad relativa a la temperatura específica, por lo que los números altos siempre significarán que el ambiente de tu vivienda es demasiado húmedo.

 

¿Cómo conocer el punto de rocío para medir la humedad?

Conocer el punto de rocío —es decir, la temperatura a la que el vapor puede condensarse en rocío— de nuestro hogar puede ser de lo más útil para ayudarnos a medir la humedad.

Para averiguarlo puedes llenar una cubeta de metal y con superficie brillante con agua para que refleje la luz y el calor.

Coloca dos tercios del tamaño del cubo con agua y después empieza a echar cubitos de hielo de manera progresiva.

Remueve el contenido hasta que se forme condensación en la superficie de la cubeta mientras sigues echando cubitos.

Con este proceso, llegará un momento en el que el agua se condensará en las paredes del cubo, consiguiendo el rocío.

Este es el momento de colocar un termómetro en el agua y obtener el punto de rocío.

Este dato nos ayudará a conocer si tenemos algún exceso de humedad en nuestros hogares.

Además este método es muy efectivo para conocer la humedad sin disponer de un higrómetro.

Pero no te preocupes, porque hay más opciones.

¿Cómo medir la humedad en casa sin un higrómetro?

Si no tienes un higrómetro, no te preocupes. Existen alternativas caseras que puedes utilizar para saber qué estancias de tu casa son más húmedas que otras.

No te preocupes por los materiales, porque en su mayor parte los podrás encontrar sin ningún problema.

Nosotros te vamos a hablar de la más sencilla de todas.

El hielo y el vaso

Ya que conoces cómo averiguar el punto de rocío, este truco se le parece bastante.

Es mucho más rápida y fácil de averiguar y aunque no es tan precisa, te podrá ayudar a determinar si tu estancia es demasiado húmeda.

Para realizar este proceso, necesitas un vaso de agua y tres cubitos de hielo. Mézclalo y deja la estancia vacía.

Deberás volver en unos cinco minutos para evaluar el cristal. Pues si hay una condensación espesa alrededor del exterior del cristal, significa que la habitación es demasiado húmeda.

¿Qué debo hacer si mi hogar es muy húmedo o muy seco?

En esos casos siempre te recomendamos contactar con profesionales del sector para aclimatar tu hogar y que se convierta en el lugar óptimo y perfecto para la vida cotidiana.

En Murprotec nos puedes pedir un diagnóstico gratuito para evaluar la situación de tu hogar y darte la solución más adecuada para tu situación.

Estaremos encantados de acompañarte en este proceso y de ayudarte a identificar cuál es el origen del problema.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    El baño es uno de los espacios de la casa donde más fenómenos de condensación se producen. La propia actividad diaria que se realiza en este espacio genera un exceso de agua en el aire que a menudo provoca problemas de humedad. El vapor de agua proveniente de los baños y duchas impregnan las paredes […]

    asma niños humedades

    El asma en niños es uno de los problemas más graves derivados de la presencia de humedades en una vivienda. No es que las humedades sean el origen de esta dolencia, sino que su aparición potencia los síntomas de la enfermedad, condicionando nuestra vida y la de los que están a nuestro alrededor, especialmente los […]

    Muchos de los problemas que aparecen en las construcciones pueden tener su origen en los efectos que causa la humedad estructural.

     ¿Hablamos?