Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

Asturias y los problemas de humedad estructural

Inicio / Blog / Asturias y los problemas de humedad estructural
Publicado por
en Blog

Ningún lugar de nuestro país está exento de sufrir problemas de humedades, pero, en lugares con una climatología húmeda y con una humedad alta, el problema puede verse agravado.

Este es el caso de la zona norte de España, de la costa atlántica y cantábrica, y hablamos concretamente de los problemas de humedades en Asturias.

Asturias, España

En la costa cantábrica la humedad supera el 60% recomendable, llegando a alcanzar el 80% de humedad relativa

Asturias se encuentra en esa franja costera, y, es partícipe de ese alto índice de humedad, por lo que es más que probable que sin adoptar medidas de prevención, y en caso de que ya haya humedades, de erradicación definitiva del problema que tan perjudicial puede ser para la salud.

Si bien Asturias goza de un clima privilegiado, suave en invierno y en verano, la humedad ambiental es alta, y este hecho facilita que la humedad suba desde el suelo hasta los muros y paredes generando problemas serios en edificaciones.

 

Las humedades no discriminan, pero tampoco afectan por igual

Aunque las humedades pueden aparecer en cualquier sitio, no afectan a todas las edificaciones por igual. Hay veces que encontramos problemas de condensación, pero en otras ocasiones lo que aparecen son problemas de filtración o capilaridad, que son los más complejos de solucionar.

Hay que tener en cuenta que la dimensión de un problema de humedades depende mucho del tipo de material constructivo que se utilice: si se trata de materiales con porosidad o de mala calidad, la humedad puede hacer verdaderos estragos. Sabiendo que en Asturias los casos más habituales de humedad son capilaridad y condensación, a la hora de afrontar una actuación es necesario determinar antes cuál es el origen del problema para poder atajar la raíz del mismo y evitar, no solamente que empeore, sino que se vuelva a reproducir.

Capilaridad y condensación, las más habituales en Asturias

Como decimos, los problemas más comunes de humedades que encontramos en Asturias son la capilaridad y la condensación.

Los principales aspectos que afectan a los edificios de la Comunidad tienen su origen en la capilaridad, pues hay un volumen  muy alto de agua que se acumula en la tierra que se filtra a los muros y cimientos y sube por los muros hasta llegar al interior de los edificios. Por su parte, la condensación, la provoca por la gran cantidad de vapor de agua que se crea y se acumula en las casas. Las actuaciones que realizamos son personalizadas, pues cada caso es distinto.

No obstante, la humedad por filtración es importante también tenerla en cuenta, aunque es menos habitual en Asturias. Son más frecuentes en edificios antiguos que directamente están contruídos sobre el suelo. Las filtraciones están originadas por el agua que se traslada desde el suelo de forma lateral al interior de las casas, generando que la casa se inunde o que dañe las instalaciones eléctricas.

Hay más: la humedad estructural es el enemigo invisible

Todo lo anteriormente mencionado son síntomas de que existe un mal mucho mayor que no se ve, la humedad estructural que daña de forma muy importante a los edificios. El agua del suelo llega hasta las paredes y los muros, y poco a poco van afectando a la estructura interna de la edificación, pudiendo provocar daños muy serios. Por ello, siempre es bueno saber que tenemos un aliado en la zona.

[Total:1    Promedio:5/5]
Entradas relacionadas