Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Ácaros y humedad: ¿Bienvenidos a casa?

Inicio / Blog / Ácaros y humedad: ¿Bienvenidos a casa?
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades, Salud

AdobeStock_237109323_low_wide

¿Sabías que existe una relación inseparable entre los ácaros y la humedad de tu hogar?

Si has llegado a este post es muy probable que te hayas dado una vuelta por tu casa y hayas descubierto que estás compartiendo piso con unos compañeros que ni pagan alquiler ni aportan a la hipoteca.

Qué morro, ¿verdad?

Así que has ido a Google para preguntarle al mundo por qué aparecen los ácaros y cómo puedes deshacerte de ellos.

¿Podemos decirte algo para empezar? Si tienes ácaros en casa lo más probable es que tu hogar esté padeciendo problemas de humedades.

Pero lo peor de todo no es que los hayas encontrado, sino los problemas de salud que te puede acarrear.

Sea como sea en este post descubrirás todo lo que tienes que conocer sobre la relación entre ácaros y humedad y cómo pueden empeorar tu salud.

Para ello tan solo sigue leyendo.

 

¿Son los ácaros peligrosos para tu salud?

 

La respuesta es que sí.

La combinación de ácaros y humedades tiene mucho riesgo, aunque la mayoría de las personas no les presta atención.

Fíjate en algo: tu casa debería de ser tu templo. Ese lugar donde te sientes seguro al acabar de trabajar. ¿No merece la pena cuidarlo para asegurarte de que estás protegido de cualquier peligro?

Sabemos que has pensado que sí, pero entonces, ¿por qué estás dejando que esa pequeña humedad crezca?

Mira.

La combinación de ácaros y humedad puede derivar en:

  • Desarrollo de enfermedades respiratorias.
  • Aparición de problemas dermatológicos.
  • Empeoramiento de enfermedades reumáticas.
  • Generación de nuevas alergias.

Pero tenemos una buena noticia: basta con acabar con la humedad para que desaparezcan los ácaros y se acabe el riesgo.

 

Los ácaros: la principal razón de alergia respiratoria

 

¿Sabías que los ácaros del polvo son los principales responsables de las alergias respiratorias en el hogar?

Tanto sus residuos como sus heces poseen un gran poder alergénico.

Son unos artrópodos que se alimentan de escamas de piel.

Sabemos que leer acerca de todos estos temas puede dar algo de repelús, pero precisamente por eso te lo queremos contar.

Dicen que «ojos que no ven, corazón que no siente», pero aunque tu corazón no se percate, tu piel, tus ojos y tu sistema respiratorio sí que lo hace.

 

Los ácaros y la humedad: una pareja de baile poco conocida

 

Seguro que tienes a ese amigo o familiar que siempre está encantado de tener visitas. Da igual cuándo le digas de aparecer por su hogar, ¡él siempre está disponible!

Y si hoy no es contigo, será con su compañero de trabajo, el amigo del bar o lo que sea. Aunque tiene un trabajo por el día, su verdadera pasión son las relaciones sociales.

Con las humedades sucede exactamente lo mismo. Un hogar con estas condiciones es una puerta abierta a multiplicar el número de ácaros que viven dentro.

Sobre todo en verano. Cuando se combinan las condiciones de calor y humedad apropiada, la cantidad de ácaros aumenta en un abrir y cerrar de ojos.

¿El problema? Que en la mayoría de los hogares se sacan los ácaros para paliar el problema… ¡pero es que esto no funciona!

Si de verdad quieres un hogar donde no exista ese peligro de que vuelvan a aparecer, el objetivo es acabar con el problema de raíz: la humedad.

 

¿Dónde se esconden los ácaros en tu hogar?

 

Los ácaros son peores que los niños más traviesos de la televisión. En cuanto dejas de mirarlos, comienzan a preparar sus trastadas.

¿Su favorita? Jugar al escondite.

Aunque cada hogar puede ser un mundo, existen una serie de lugares donde les encanta pasar el tiempo:

  • Sábanas.
  • Almohadas.
  • Cortinas.
  • Muebles blandos.
  • Peluches.
  • Sofás.
  • Colchones.

¿Te has dado cuenta de cuál es el verdadero problema? Son lugares con los que acostumbramos a estar en un contacto muy estrecho. ¡Por lo que los problemas que generan los ácaros se multiplican!

Cuando empiezan a expandirse, generan partículas alérgicas que se quedarán en el ambiente, así que no importa que hayan desaparecido, porque te pueden afectar igual.

Por eso te contamos que hay que acabar con el problema de raíz, no ponerle parches.

 

¿Por qué te afectan sus partículas?

 

Todo es culpa de sus partículas fecales.

Si alguien le puso este nombre es porque era consciente del verdadero problema que podía suponer.

Cada alérgeno puede producir hasta 20 partículas fecales al día —es mucho— y cada uno de ellos son la principal fuente de alergia de muchas personas.

¿Conoces a alguna persona que te haya dicho que es alérgica al polvo? Pues esto es solo la punta del iceberg del juego de los ácaros.

Escúchanos.

Los ácaros de la humedad aumentan los riesgos de padecer enfermedades respiratorias y ponen en un serio peligro a las personas del hogar que ya están padeciéndolas. Son capaces de agravar muchísimo sus síntomas.

Por no hablar de los bebés. Ellos sí que están muy expuestos. Como su sistema inmunitario todavía no está desarrollado por completo, los ácaros pueden causarles asma y conjuntivitis.

Espera, que hay más.

Si te expones de manera prolongada a los ácaros y al exceso de humedad, puede provocar problemas dermatológicos como la dermatitis atómica o erupciones cutáneas.

Después de todos motivos, sabes que tienes que ir a por la raíz del problema: las famosas humedades.

 

¿Qué medidas temporales puedes tomar para acabar con los ácaros?

 

Mucho ojo con lo que te queremos contar en este punto. Las 4 ideas que estás a punto de leer son ideas que solo funcionan a corto plazo. Aun así, son un buen camino para reducir los síntomas que tengas;

  • Lavar la ropa guardada antes de utilizarla.
  • Utilizar acaricidas.
  • Evitar la presencia de animales de pelo y pluma en casa.
  • Evitar la presencia en el aire de aerosoles e irritantes.

Pero ¿sabes qué ocurrirá? Que en un abrir y cerrar de ojos tu propiedad volverá a experimentar las mismas sensaciones.

¿El motivo? Has atacado a los síntomas, pero te has negado a buscar las causas. Para ello hay que ir un poco más al fondo.

¿Y tú qué puedes hacer?

 

Lo primero está en tu mano y es muy importante: evita los remedios caseros y los consejos de la abuela. No son en ningún caso efectivos.

Los profesionales con experiencia son los más indicados para acabar con el problema de la humedad que les ayuda a aparecer y crecer.

No dejes que los ácaros se conviertan en un inquilino más. Busca las mejores soluciones, impídeles la entrada y mantén tu hogar limpio, seguro y saludable.

¿Por dónde puedes empezar? Puedes pedirnos un diagnóstico gratuito para ver cómo está la situación en tu hogar.

[Total:1    Promedio:5/5]
Entradas relacionadas