Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

Ácaros y humedad: ¿Bienvenidos a casa?

Inicio / Blog / Ácaros y humedad: ¿Bienvenidos a casa?
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades, Salud

La humedad sigue siendo uno de los principales problemas presentes en muchos hogares. Ya hemos visto, que vivir expuesto a ella, aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedades respiratorias, dermatológicas y en muchos casos, puede empeorar las enfermedades reumáticas existentes en determinados grupos de población.

Además, crea un entorno en nuestras casas perfecto para la aparición de los ácaros, cuya sola presencia provoca alergias y problemas en la piel que afectan sobre todo, a los más pequeños. Estas criaturas (arácnidos microscópicos), proliferan de una manera notable en nuestros dormitorios y hogares, multiplicándose exponencialmente cuando las condiciones de humedad y calor son idóneas, como ocurre en estaciones como el verano.

Los ácaros causantes de enfermedad alérgica se localizan preferentemente en las sábanas, almohadas, alfombras, cortinas, muebles blandos, peluches y colchones. Los sofás y sobre todo los colchones, constituyen un excelente lugar para su desarrollo, ya que retienen mucha humedad, dándoles todo lo que necesitan para su crecimiento:

  • Calor.
  • Comida.
  • Humedad.

El número y proliferación varía según las estaciones y las zonas climatológicas con un denominador bastante común: El verano es su estación de crecimiento y desarrollo. Una vez que comienzan a expandirse, generan partículas alergénicas que permanecerán en el ambiente, afectándonos de igual modo, incluso cuando ellos hayan desaparecido.

Las partículas fecales que producen los ácaros son la principal fuente de alérgenos. Cada ácaro puede producir diariamente unas 20 partículas fecales con capacidad de ocasionar síntomas alérgicos.

Los ácaros de la humedad aumentan los riesgos de padecer enfermedades de tipo respiratorio. La gran conocida como alergia al polvo, es sólo la punta del iceberg de los problemas que pueden causar a nuestra salud. También ponen en peligro a aquellos habitantes que ya sufren otras enfermedades como la rinitis alérgica (causada también en muchos casos por los propios ácaros), pudiendo observar como se agravan sus síntomas. Estas situaciones pueden empeorar mucho más en personas con asma.

Además, atacan a los bebés de forma específica, ya que su sistema inmunitario no está tan desarrollado como el de las personas adultas, siendo causantes del asma y ayudando a la aparición de conjuntivitis en muchas ocasiones.

Del mismo modo, una exposición prolongada a los ácaros y al exceso de humedad, pueden provocar el desarrollo de problemas dermatológicos como la dermatitis atómica o erupciones cutáneas.

Por tanto, es importante concienciarse de la necesidad de recurrir a profesionales con experiencia contra el problema de la humedad que favorece su aparición. Y siempre, teniendo en cuenta, que los remedios caseros no ayudan en ningún caso a la desaparición total de estas pequeñas criaturas.

Porque a los ácaros les encanta vivir en nuestras casas, y por ello, tenemos que buscar las mejores soluciones para impedirles la entrada, y mantener nuestros hogares limpios, seguros y saludables.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas