Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Terrazas, jardines e inútiles remedios

Ahora que se aproximan épocas de mejor tiempo…

Tenemos que empezar a pensar la forma de “poner a punto” nuestras terrazas o jardines.

humedades en terrazas

El mayor problema de volver a usar este tipo de zonas de nuestro hogar, es que el invierno, las precipitaciones o frío dejan secuelas y nuestros jardines y terrazas muchas veces sufren las consecuencias del poco uso que han tenido durante los últimos meses.

Es habitual encontrarnos con manchas en las paredes de nuestra vivienda o con malos olores que emanan de los muebles del jardín.

El exceso de humedad generado por las lluvias y el frío del invierno se traduce en  manchas de moho que tan mal aspecto dan.

Y muchas veces, por buscar la solución más rápida y menos costosa para nosotros, solo empeoramos el problema original de humedades. Y la mayoría de veces eso solo nos supone un gasto de tiempo y dinero extra.

Las ceras y pinturas impermeables son uno de esos remedios fáciles de encontrar y aplicar, pero que no solucionan nuestros problemas de manera definitiva. Son productos que difieren en el tipo de superficie sobre la cual se van a aplicar y en el tipo de textura que poseen.

La característica principal de estos productos es impedir el paso del agua desde paredes o suelos, evitando así futuros problema de humedades por capilaridad o filtraciones. El fallo es que el problema ya está en nuestra vivienda en forma de molesta y maloliente mancha de moho.

Pensamos que limpiando la pared a fondo y aplicando el producto impermeable estaremos a salvo de la aparición de la humedad, pero no nos damos cuenta que la condensación de nuestro hogar, que es ocasionada por el uso cotidiano de nuestra vivienda, no desaparece por haber aplicado ningún producto.

Es por ello que aplicar el producto encima de las manchas, una vez eliminadas, no nos previene de que las humedades vuelvan a aparecer por efecto de la condensación.

Porque como hemos recordado y recomendado en multitud de ocasiones, a la larga es mucho más fácil, económico y efectivo buscar al origen del problema. Un buen diagnóstico es el principio del fin de tus problemas de humedades de una forma definitiva.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Ya está aquí el verano, y con él las merecidas vacaciones para todos nosotros. No importa si te quedas en la ciudad o si te vas a la playa o al campo, la cuestión es descansar del trabajo, de la rutina y, por supuesto, de las humedades. Por eso, es buena idea que antes de […]

    Una casa con problemas de humedad también es un potencial caldo de cultivo para el moho, además de que puede causar problemas estructurales, como la putrefacción y el desprendimiento de pintura o el debilitamiento de cimientos y muros, entre otros. Y es que la humedad constituye una amenaza tanto para la estructura del edificio como para su contenido y sus ocupantes. Un problema que a priori no parece más que un pequeño inconveniente, pero que tiene todas las posibilidades de convertirse en un problema grave si se deja sin resolver.

    A quién no le ha pasado nunca que tras una exhaustiva sesión de manicura hemos acabado estropeando todo el trabajo al ponernos la laca de uñas. Grumos de esmalte y dificultad al esparcirlo por la uña debido a su espesura. Y es que sí, el pintauñas también necesita unas condiciones de conservación específicas. Algo similar […]

     ¿Hablamos?