Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Remedios que no funcionan: las cámaras de pladur

Inicio / Blog / Remedios que no funcionan: las cámaras de pladur
Publicado por
en Blog

paredes pladur

Seguramente habrás visto recomendados métodos muy variopintos para acabar con las humedades, pero, como siempre decimos, es necesario considerar que no siempre estos métodos son efectivos, sino que enmascaran los resultados de forma temporal, y en algunos casos ni siquiera eso.

La forma más efectiva de tratar un problema de humedad es aplicar tratamientos personalizados.

 

Es por eso por lo que es de capital importancia realizar un diagnóstico experto, para localizar cuál es el origen y la dimensión del problema real.

Tratamientos que no funcionan: cámaras de pladur

 

Las cámaras de pladur no es propiamente una forma de tratar las humedades, sino de esconderlo. Puede ser incluso más perjudicial que beneficioso, ya que al colocar delante de la zona afectada la pared de pladur no se ve la zona a tratar, con lo que es muy posible que la humedad vaya a más sin que nos percatemos.

Otro aspecto negativo de este mal llamado tratamiento es que al haber menos ventilación en la zona afectada, el problema de humedad irá a más.

No hay pladur que pueda solucionar un problema de humedad

 

En Internet hay muchísimas páginas, de profesionales de reformas y de empresas que dicen combatir las humedades en las que muestran la pared de pladur como un remedio super efectivo, cuando realmente no es así. En ninguno de los casos.

Existen muchos tipos de pladur, que no es más que una mezcla de yeso, que se supone que regula la humedad en una estancia, y celulosa, pero, repetimos una vez más, ninguno de ellos es efectivo contra las humedades.

El pladur FOC añade al yeso fibra de vidrio que lo hace más resistente al fuego, pero no garantiza la efectividad frente a humedades. Hay otro tipo, el FON, que presentan perforaciones y celulosa, apto para aislar acústicamente.

El GD presenta un mayor nivel de fortaleza y resistencia, pero científicamente tampoco hay indicios que indiquen su idoneidad para el tratamiento de las humedades. El pladur N es el que se usa de forma habitual, que no protege de las humedades, al igual que el TEC, que también ofrece un refuerzo extra.

Por último, el WA sí es resistente al agua, y es apto para baños y cocinas por su composición, pero tampoco nos protege de las humedades.

Si quieres usar un muro de pladur hazlo, pero hazlo bien

 

El pladur puede ser un elemento constructivo genial para añadir una pared a tu casa, pero solo para eso, para separar estancias. Si lo que buscas es un remedio para luchar contra las humedades, usarlo solamente va a resultar en un gasto inútil de dinero y en un posible agravamiento del problema.

Entradas relacionadas