Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

5 razones para no usar Electroósmosis contra humedades

Inicio / Blog / 5 razones para no usar Electroósmosis contra humedades
Publicado por
en Blog, Economía

Muro con humedad tratado con electroósmosis

¿Alguna vez has escuchado el término electroósmosis?

Se trata de un método para combatir humedades que consiste en el cambio de la polaridad del elemento constructivo que está afectado por las humedades.

Sabemos que dicho así suena a chino, así que déjanos explicártelo en el idioma que todos podemos entender.

 

¿Qué es la electroósmosis?

 

La electroósmosis es un movimiento inducido sobre las moléculas del agua que forman las humedades.

Para ello se aplica un pequeño campo magnético sobre el lugar donde ha aparecido la humedad.

El objetivo es conseguir que el campo magnético repela las moléculas de agua y que estas salgan del interior del muro.

Pero… ¿esto funciona de verdad o es solo el guion de una película de ciencia ficción?

Eso es lo que descubrirás si sigues leyendo este post.

 

Electroósmosis: ¿funciona de verdad o solo son cuentos?

 

Te hemos hecho un pequeño spoiler en el título del artículo.

La electroósmosis no funciona, aunque de verdad nos hubiera encantado que esta fuera una solución real.

Sabemos que por ahí fuera encontrarás a muchísimas personas que te venden tratamientos de electroósmosis.

Pero ¿sabes cuál es el problema? La teoría en la que se basa, simplemente, no es cierta.

Los empujes de agua tienen una fuerza mucho mayor de la que se tiene a nivel intermolecular para esta polaridad.

Es decir, que por mucho que lo intentemos no conseguiremos resultados y por ello se considera que es un tratamiento obsoleto.

Huye de ellos. Contratar uno de estos tratamientos solo conseguirá reducir tu cuenta corriente, pero las humedades seguirán igual.

 

¿Cuál es la teoría detrás de la electroósmosis?

 

Mira.

Como te decíamos más arriba, la electroósmosis es un fenómeno que genera el desplazamiento de moléculas de agua a través de la inducción de campos eléctricos en medios porosos.

  1. Las moléculas de agua, inducidas por un campo eléctrico, ascienden.
  2. En el caso de las humedades por capilaridad, la electroósmosis se realiza mediante la aplicación de electrodos en las paredes que acabarían expulsando ese agua.

Sin embargo, el resultado nunca termina de manera definitiva con las humedades en las paredes.

Durante mucho tiempo se aplicaba por una carencia de métodos de eficacia probada. Ahora carece de sentido tomar esta decisión.

 

¿Cómo se aplicaba la electroósmosis en el pasado?

 

¿Hemos dicho que se trata de un método obsoleto?

Así es y ya sabes lo que esto significa: antes se utilizaba con relativa frecuencia.

Para que te hagas una idea, existían dos formas de aplicación de la electroósmosis:

En el caso de la electroósmosis pasiva —que era la más empleada—, se instalaba un electrodo continuo en las paredes y se conectaba al suelo por unas varillas.

Aunque la escenografía es espectacular, el resultado es inapreciable.

Por su parte, en el caso de la electroósmosis activa, se aplicaba un potencial entre la barrera de estanqueidad y el suelo.

¿Sabes qué era lo peor de este método? ¡Existía un efecto rebote como el de las dietas!

Si mantenías el mecanismo activo, se podía conseguir una pequeña mejoría en la situación. Sin embargo, cuando se desconectaba los efectos volvían con mucha más virulencia.

 

Los experimentos con gaseosa: busca siempre métodos probados

 

Si quieres montarte tu propio plató de ciencia ficción en casa, la electroósmosis puede ser una buena elección, pero si quieres acabar con las humedades…

El único resultado real de la electroósmosis lo verás en tu cuenta bancaria. Casi por arte de magia bajarán tus ahorros y no conseguirás ningún resultado.

Más allá de ello, el verdadero problema estará en que no se solucionará el problema de humedad y este cada vez será más grande.

Habrás perdido el tiempo para realizar una intervención mucho más sencilla.

 

¿Qué te recomendamos en Murprotec?

 

Cada humedad es un mundo y no existen soluciones genéricas que puedan acabar con estos problemas.

Si quieres acabar de verdad con el problema y evitar que vuelvan a aparecer, la mejor decisión que puedes tomar siempre será la de entender por qué ha aparecido y acabar con su causa.

Para ello te animamos a que solicites tu diagnóstico online gratuito y que podamos encontrar la manera más efectiva de acabar con el problema.

[Total:142    Promedio:2.8/5]
Entradas relacionadas