Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

No eres tú, es el espejo

Inicio / Blog / No eres tú, es el espejo
Publicado por
en Blog

AdobeStock_238782257-min

¿A quién no le gusta estar en forma? Nos miramos en el espejo con la esperanza de encontrarnos alguien que nos guste. ¿Y esas malditas gotas que no se van y que distorsionan tu cara? No te preocupes. La condensación es algo habitual durante la ducha. La diferencia entre la temperatura del aire y del agua, genera ese vaho que, normalmente, desaparece al rato.

¿Qué pasa cuando las gotas no terminan de irse?

Puede ser que te enfrentes a un problema de humedades por condensación. No solo son las gotas. Puedes detectar un problema de condensación si el vaho no termina de evaporarse, los azulejos o la pintura están deteriorados o si aparecen manchas en paredes, techos o en la silicona que sella algunos muebles.

Pero las humedades por condensación no son exclusivas del baño. También pueden aparecer en la cocina (otro de los lugares del hogar que generan condensación por la propia actividad de cocinar), o en las ventanas. La condensación es un efecto normal de la diferencia de temperaturas. Es habitual encontrarse con gotas de rocío en las ventanas, sobre todo en otoño, cuando las temperaturas del día y la noche son muy diferentes.

¿Pero unas gotas de agua no son tan graves, no?

El problema no es la condensación, si no la humedad que genera y que la casa no es capaz de evacuar. A diferencia de las humedades por capilaridad o filtraciones laterales, las humedades por condensación SIEMPRE se generan en el interior de tu hogar.

Las habitaciones con humedades no son solo feas y frías, son un peligro para la salud de tu familia. Las humedades son el habitat natural del moho y muchos hongos. Estas especies se propagan por esporas y éstas son las causantes de muchos problemas respiratorios. Está comprobado cientificamente que la producción de esporas agrava los síntomas de todas las enfermedades respiratorias (como asma, rinitis o neumonía) y, además, empeoran las crisis alérgicas.

¿Cómo puedo proteger mi hogar?

Las humedades por condensación son complejas porque presentan varias dificultades: hay que eliminar las humedades y evitar que se vuelvan a reproducir. La ventilación es importante, pero también lo es la calidad del aire y mantener una temperatura estable para evitar corrientes y facilidades para la condensación. Son muchos frentes que defender, un presupuesto que cumplir y un problema a solucionar.

¡Tenemos la solución perfecta!

Nuestra CTA (central de tratamiento de aire) está diseñada en nuestros laboratorios con única idea en mente: acabar con las humedades por condensación. La CTA apoya la ventilación natural del hogar y extrae el aire para renovarlo (no como los deshumidificadores que usan el mismo aire). De esta manera evitamos la presencia de esporas y los problemas que conllevan.

Además el aire nuevo que insufla la CTA esta regulado térmicamente, lo que hará que la factura de calefacción se reduzca y evites cambios drásticos de temperatura al abrir las ventanas para ventilar. Si te dan miedo las obras, no te preocupes, la instalación de la CTA es sencilla, no necesita grandes obras y respeta el código técnico de edificación (CTE).

Tienes al alcance de la mano la solución definitiva a las humedades por condensación.

Llámanos y estaremos encantados de ayudarte a mejorar tu vida.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas