Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Los peligros de las humedades: la electricidad

Inicio / Blog / Los peligros de las humedades: la electricidad
Publicado por
en Blog, Humedades

humedades: electricidad

 

¿Pueden las humedades afectar a la electricidad de tu casa y ponerte en un grave peligro?

En otros posts ya te hemos contado cómo la humedad afecta a toda la estructura de tu hogar. Empieza por los cimientos y no para hasta haberla conquistado por completo.

Pero, ¿qué ocurre si llega hasta la instalación eléctrica?

Ya sabes que la electricidad es la base de nuestro día a día. La necesitamos para trabajar, el ocio, vivir, e incluso a veces para calentar el agua y cocinar.

Vaya, que sin ella parece que retrocedamos varios siglos en la historia.

Así que no es de extrañar que te preocupe el hecho de que pueda sufrir daños por culpa de las humedades.

 

¿La humedad puede estropear la electricidad de tu hogar?

 

Como ocurre siempre, la aparición de las humedades es silenciosa, lenta e imparable.

Tanto que cuando quieras darte cuenta puede que ya sea demasiado tarde. Es lo más parecido que encontrarás en la vida real a las películas de terror… y aquí no hay un director que grite «corten».

El hecho de que sus efectos se manifiesten tan tarde es lo que la hace realmente peligrosa.

Bueno, eso y el hecho de que muchas personas prefieran poner parches temporales antes que atajar el problema de raíz.

Eso siempre sale mal.

Así que respondiendo a tu pregunta: sí, la humedad puede estropear la electricidad, pero en este caso ese debería ser el menor de tus problemas.

 

¿Qué pasa cuando se unen la humedad mal tratada y un circuito eléctrico?

 

El caos absoluto. El fin del mundo. La hecatombe del siglo.

Eso es lo que pasa.

Bueno, a lo mejor exageramos un poquitín. Pero debes tener en cuenta que con la electricidad y la humedad no se juega.

Después de todo, la humedad te puede ocasionar:

  • Fallos en las conexiones.
  • Cortocircuitos
  • Probabilidad de incendios.

Y mucho más, pero no queremos que este artículo sea infinito.

¿Y todo por qué?

Por la capacidad que tiene el agua para conducir la electricidad.

¿Te acuerdas de cuando tu abuela te decía que no jugaras con cables cerca de la bañera?

Ella tenía razón.

 

¿Cómo llega el agua hasta los circuitos eléctricos?

 

Es difícil de imaginar que algo que está atrapado en nuestra pared pueda llegar a hacer tanto daño.

La capilaridad es la causante de que esto ocurra, porque aunque parezca algo lejano y que solo le ocurren a otras personas, es mucho más fácil de lo que parece que se humedezca la instalación eléctrica si tenemos un problema de capilaridad.

Esto es muy difícil de diagnosticar si no dispones del conocimiento y la experiencia adecuadas en el sector.

¿Qué son las humedades por capilaridad?

 

Las humedades por capilaridad son uno de los tres tipos de humedades que puedes encontrarte en tu casa.

En este caso, la humedad se manifiesta en forma de pintura desconchada o manchas negras que ocupan la mitad de las paredes.

Algo más parecido a enredaderas que a humedades.

Además de poder destrozar tu sistema eléctrico, también se lo pasan genial destrozando los revestimientos y las pinturas de tu casa.

«Se lía la gozadera», como hubiéramos dicho hace algunos años.

Sobre todo se origina porque los muros de tu hogar están en contacto con la tierra húmeda o también con el agua subterránea. Aunque esto puede variar más o menos dependiendo de la época del año en la que te encuentres.

Esto constituye que este tipo de humedades sea más común en plantas bajas o sótanos, pero pueden afectar a toda la vivienda.

Entre los destrozos que te pueden causar estas humedades te puedes encontrar con que la factura de la calefacción ha subido debido a la humedad, estar siempre incómodo, tener escalofríos y la ropa húmeda, además de encontrarte con salitre y moho en las paredes.

Y todo sin mencionarte el impacto que puede tener en tu salud, pero eso es otro tema.

 

¿Cómo pasa la capilaridad al circuito eléctrico?

 

En esta patología, el agua asciende desde el terreno donde está construida la vivienda hasta las zonas superiores.

Si no tienen una protección adecuada se mueve por los cimientos, los muros y las estructuras. Se abren paso por lo más profundo de las paredes y así es como pueden afectar a las instalaciones que haya en el interior.

Cuando estamos en una temporada húmeda, la condensación del vapor de agua que flota en el ambiente hace de puente entre diferentes partes metálicas. Así se facilita la transmisión de cargas eléctricas.

Y estas transmisiones de electricidad entre conexiones es la que crea los cortocircuitos entre  las dos partes y que un sistema quede totalmente inutilizado.

Así el agua puede hacer de las suyas y afectar a enchufes y cuadros de luz entre otros aspectos.

Y no solo eso… ¿sabías que esta tensión que se genera va mucho más allá de un cortocircuito o un cable afectado?

 

¿Qué ocurre si se mezcla la humedad y la electricidad?

 

Nos podemos encontrar con varios fallos en las conexiones que seguramente dañen artefactos eléctricos.

Entre otros nos encontramos:

  • Cortocircuitos que deterioran el cableado eléctrico.
  • Electrocuciones que pueden llevar a la muerte.
  • Incendios… no hace falta que te contemos en qué puede derivar esto.
  • Un fuerte desembolso de dinero al tener que sustituir toda la conexión eléctrica del edificio.

¿Cómo se soluciona este problema?

 

A lo mejor piensas que con deshacerte de la humedad basta, pero la verdad es que en estos casos debes añadir una revisión, reparación y saneamiento completo de todo el circuito eléctrico.

Si no se juega con la salud, mucho menos debes jugártela con la electricidad.

En estas situaciones hay que estar totalmente seguros de que el agua no ha alcanzado más zonas, así que será un duro golpe a tu bolsillo.

Para evitarte estos dolores, lo mejor que puedes hacer es prestar atención a todos los pequeños detalles y cambios que se produzcan en tu casa.

Al menor síntoma deberías empezar a buscar una manera rápida y efectiva de solucionarlo.

Y es que la alta tensión hay que dejarla siempre en manos de los mejores profesionales, para que puedan controlarla y evitar así preocupaciones y disgustos en el futuro.

Lo mejor es contar siempre con el apoyo de un profesional. Por ello en Murprotec te ofrecemos un diagnóstico online gratuito y sin compromiso en el que analizamos cuál es la situación de tu hogar y te contamos qué estrategia seguiríamos para llevarla a cabo.

¿Hablamos?

 

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas