Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Las humedades devoran los presupuestos

Inicio / Blog / Las humedades devoran los presupuestos
Publicado por
en Blog

Medir humedad

A la hora de acometer cualquier obra o reparación, es importante preparar la zona antes de iniciar los trabajos. El primer asunto, y más importante, a tener en mente es el presupuesto. Tener una idea de los trabajos, materiales y recursos necesarios es básico para establecer el dinero que tendremos que rascar de nuestro bolsillo. En el presupuesto de una reparación, sea cual sea, influyen una variedad de aspectos importantes. No solo basta con conocer los trabajos y materiales para la reparación o mejora, hay que saber cuánto nos va a costar preparar la zona y en qué estado se encuentra.

Si atendemos a las grandes obras que se van a presupuestar para la primera mitad del 2020, el conocimiento previo y la valoración del estado del inmueble cobran especial importancia.

Ejemplos en todas las provincias

Se destinarán 363000 euros para restaurar la iglesia de San Agustín de Almagro, en la provincia de Ciudad Real. La gran mayoría del presupuesto se destinará a mejorar fisuras, eliminar humedades y sanear hundimientos y deterioros. El presupuesto forma parte de la partida para hacer de la Iglesia un museo y un espacio multiusos.

1,8 millones de euros son los que el Consorcio de Santiago destinará a obras de rehabilitación. Dinero que se utilizará para rehabilitar y mejorar las instalaciones de la Corticela y la Catedral santiaguense, entre otras. De nuevo, la mayoría del presupuesto está destinado a mejorar cubiertas, fisuras y problemas de humedades estructurales.

Y no solo se están gestionando mejoras en monumentos históricos para este inicio del 2020. El Principado de Asturias destinará más de 70000 euros para tratar los problemas de humedad de trece viviendas sociales en la comunidad asturiana. Si extrapolamos este tipo de presupuestos a algo que podamos manejar con nuestro presupuesto, nos encontramos que, en muchas obras, el 70% del presupuesto se esfuma en acondicionar y rehabilitar el espacio que queremos reformar y mejorar.

Antes de pintar debemos comprobar que las paredes están en buen estado y libres de humedades. Antes de cambiar el suelo, debemos averiguar si la capa inferior está en buenas condiciones y mantiene el agua a raya. Antes de decorar, cambiar los muebles o mejorar la instalación eléctrica o de fontanería, los profesionales siempre comprueban que las humedades están lejos de la zona de acción.

En otras palabras: siempre hay que estar con un ojo en la obra y otro en las humedades.

Como siempre nos gusta recordar en Murprotec, los síntomas de un problema de humedades son fáciles de detectar. El olor a humedad, las manchas o los desperfectos en paredes o muebles son señales inequívocas.

La solución es igual de clara y sencilla: acabar con el origen de las humedades de una vez por todas. Es tentador recurrir a productos o soluciones parciales, pero la realidad es que las humedades solo se pueden eliminar de una vez por todas, cortando de raíz su origen.

2020 puede ser el año marcado en el calendario para cambiar el baño, reformar el suelo del salón o darle un cambio de aires a nuestra vivienda. Lo que nos recuerdan las grandes obras es que antes de rehabilitar hay que evitar que las humedades vuelvan a aparecer.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas