Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Las cocinas tienen mucho que decir sobre humedades

Inicio / Blog / Las cocinas tienen mucho que decir sobre humedades
Publicado por
en Blog

AdobeStock_177444582-min

Las cocinas juegan un papel esencial en nuestro modo de vida y en cómo distribuimos el tiempo en el hogar. La estadística refleja que en los países mediterráneos es la segunda estancia en uso y, en algunas regiones, la primera. La vida familiar, el acto de cocinar y las nuevas tendencias de vida saludable hacen de las cocinas un elemento clave en nuestros hogares.

Cocina: mucha influencia, poco espacio

Aunque la cocina ocupa un lugar importante en nuestros hábitos no siempre dispone de un gran espacio en nuestros hogares. Este hecho tan característico nos revela que pasamos mucho tiempo en un espacio reducido.

Además, la cocina es uno de los dos espacios del hogar (el otro es el baño) donde nuestra actividad produce condiciones que cambian las características del hogar.

El acto de cocinar produce una gran cantidad de vapor, que se convierte en condensación y que produce las condiciones ideales para enfrentarnos a problemas de humedades.

Las nuevas tendencias de vida y arquitectónicas

En estudios revelados por profesionales del sector, la cocina es el origen de más de la mitad de los humedades que se producen dentro del hogar.

Hay muchos factores que hacen de las cocinas el lugar idóneo para producir humedades. Cocinar, el espacio, la presencia de alimentos o sistemas como los extractores son claves para entender cómo se producen las humedades. Antes era habitual encontrarse con humedades locales en cocinas, casi siempre como consecuencia de fugas en la fontanería o como condensación mal evacuada. Ahora nos encontramos con síntomas más difusos debido a los cambios en la distribución y los hábitos de vida.

Cocinamos más y vivimos en espacios más abiertos

Dos tendencias claras en nuestra forma de vivir y que la pandemia de COVID-19 está reforzando. La atención a una dieta saludable y sostenible nos esta llevando a ponernos en los fogones con más decisión. Más tiempo de uso en la cocina supone más condensación a evacuar.

La ventilación del hogar es un factor clave a la hora de luchar contra humedades por condensación. No siempre ventilamos de forma correcta y, en otras ocasiones, nuestro hogar no esta en disposición de eliminar toda la condensación de forma natural.

La distribución de los hogares de nueva construcción también está cambiando en los últimos años. Ahora preferimos cocinas abiertas, espacios diáfanos que nos permitan desplazarnos sin obstáculos. Esto provoca que los síntomas habituales de las humedades por condensación se puedan extender y dificultar su diagnóstico.

En cocinas reducidas o aisladas es más fácil determinar el origen de las humedades. En espacios más abiertos los síntomas pueden ser difusos o complicarnos la detección del origen de las humedades. Un factor al que se suma el uso, cada vez más habitual, de deshumidificadores.

En espacios más abiertos el uso de estos aparatos pierde eficacia. Además, los deshumidificadores enmascaran el efecto de las humedades y no acaban con su origen. Acabar con problemas de humedades en nuestras cocinas es esencial para la salud de nuestro hogar y familia. Dejar ese trabajo en mano de profesionales es mucho más sensato que recurrir a soluciones parciales o parches.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas