Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La primavera a las humedades altera

Inicio / Blog / La primavera a las humedades altera
Publicado por
en Blog

AdobeStock_135219298-min

La primavera está a la vuelta de la esquina. El próximo 20 de Marzo, el invierno hará las maletas hasta final de año.

Una nueva estación que no solo cumple con el refrán y nos altera la sangre. Si no que es el escenario perfecto para que esos problemas de humedades que tenemos en casa, cobren renovadas fuerzas.

La primavera es la estación de la vuelta a las terrazas, de las lluvias primaverales y de la llegada de las alergias. Más horas de sol, aún lejos de las tardes bochornosas del verano. Aunque venimos de un Febrero inusualmente cálido y seco (tres grados más a la media histórica en el mes, y tan solo un 17% de la precipitación habitual para este mes), marzo, sobre todo Abril y Mayo, aún siguen siendo meses de lluvia.

Un escenario que da nuevas energías a las humedades y que incrementan su nivel de peligro.

En Murprotec llevamos más de 65 años luchando contra las humedades y te damos algunos consejos para enfrentarte a ellas en primavera.

En Abril aguas mil.

Un refrán que refleja que la precipitación media del mes primaveral es muy similar a la de enero y superior, en muchas provincias, a Febrero. Un recordatorio que nos pone en alerta sobre algunas de los problemas básicos de las humedades.

El agua se puede filtrar por varios motivos. Las acumulaciones de agua, típicas de las lluvias, son una buena alerta a vigilar. Revisar cubiertas, canalizaciones y muros anexos a tierra, pueden ponernos sobre alerta ante las humedades.

Más tiempo fuera de casa

El mayor numero de horas de sol nos incita a pasar más tiempo fuera de casa. Atrás quedan las tardes de sofá y manta. Una buena noticia, no solo para nuestra relajación, si no para las humedades. Uno de los problemas principales de las humedades estructurales es la falta de atención. Olvidar una humedad es el mejor regalo que podemos hacerle.

En primavera, sobre todo después de las lluvias, es bueno vigilar habitaciones menos transitadas. Garajes, sótanos, trasteros y habitaciones de almacenaje o poco utilizadas son los lugares más peligrosos para la aparición de humedades no controladas.

El regreso de las alergias

La primavera trae consigo la llegada del polen y una cantidad importante de alergias. Un contratiempo que se puede volver una pesadilla si nuestro hogar sufre de humedades. Uno de los primeros síntomas de las humedades son las manchas oscuras. Estas manchas suelen ser debidas a la presencia de organismos como hongos y moho. Las esporas de este tipo de organismos agravan los problemas de alergias y afectan a muchas enfermedades respiratorias.

Ventilación y horas de sol

Aunque el tiempo primaveral es mucho más suave que el invernal o veraniego, siguen dándose diferencias de temperatura entre el día y la noche. Las humedades por condensación son menos habituales en primavera, pero siguen siendo problemáticas. Ventilar y detectar problemas de condensación en ventanas, baño o cocina nos debe poner sobre alerta ante problemas que pueden ser graves en el futuro.

Todos recibimos a la primavera con una sonrisa en la cara. Buenas temperaturas y una buena oportunidad para pasar tiempo fuera de casa con familiares y amigos. Pero nunca debemos dejar en el tintero problemas que pueden aguarnos la fiesta.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas