Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Cómo organizar la nevera para ahorrar

A punto de echar a andar el segundo mes del año, nosotros aún no nos hemos recuperado de la cuesta de enero, por eso seguimos en nuestro empeño de compartir trucos caseros para ahorrar, aunque sea sólo un poco, y relanzar la economía doméstica. Una vez más, son gestos insignificantes los que pueden ayudarnos a llegar a final de mes con la hucha un poco más llena. En este caso, vamos a daros algunos consejos sobre cómo organizar los alimentos en la nevera para optimizar su energía y que la factura eléctrica, al menos, se mantenga.

El frigorífico quizá sea el electrodoméstico que más energía consuma en el hogar. Está las 24 horas del día en funcionamiento y, por lo general, suele abrirse y cerrarse continuamente, así como prácticamente siempre estamos incorporando nuevos productos. Desde Digital Trends nos enseñan a través de una infografía dónde situar cada alimento para además de conservarlos mejor, consumir menos energía y pagar menos en cada factura.

image001

La temperatura no es la misma en todas las partes de la nevera, de ahí que sea tan importante su colocación. Por ejemplo, la parte más caliente es la puerta, convirtiéndose en el lugar idóneo para situar salsas, condimentos o bebidas.  Siguiendo este paseo de la parte menos frío a la que más, en el estante superior tendríamos que colocar las latas de refrescos, los yogures o los restos de comida, ya que tampoco requieren especial enfriamiento. Bajando hacia zonas más gélidas le toca el turno a los productos perecederos, como leche, queso o huevos, que deben estar en los estantes centrales del frigo. Y, por último, y más frescos, los alimentos que se estropean rápido, como la verdura, carne o pescado, tienen que tener un lugar privilegiado en el inferior.

No obstante, no todo queda aquí. También hay diferencias entre los cajones de la nevera, en este caso, de humedad. Por ello, si nuestro frigorífico es antiguo, es conveniente dejar un cajón medio abierto para que los niveles de humedad se mantengan entre medios y bajos, ya que si lo cerramos ascenderá y los alimentos pueden sufrir las consecuencias. En aquellos casos en los que no podamos dejar el cajón abierto porque no cierre la puerta, reservemos ese lugar a los cítricos y los tomates.

Al fin y al cabo, en el microecosistema de la nevera no pasa más que lo ocurre en nuestro hogar cuando tenemos alguna habitación con más humedad de lo necesario. En estos casos, recurrimos a la ventilación a través de la apertura de ventanas; pero qué pasa cuando no podemos abrirlas. Ni más ni menos que lo que pasa en el interior del frigorífico, que los enseres, y hasta las personas, que están dentro acaban sufriendo las consecuencias. También es cierto que en ocasiones –en la mayoría de ellas- no basta con este remedio y hay que tomar medidas mayores: llama a Murprotec en estos casos. También puedes realizar un diagnóstico online, si quiere verificar que hay un problema de humedad estructural.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Como cantaba Pereza a la llegada de la Estrella Polar, con los pies fríos no se piensa bien. Una sensación más que frecuente ahora que acabamos de darle la bienvenida al mes de noviembre y podemos decir que el frío ya está aquí para hacernos compañía una larga temporada. Hay personas a las que les […]

      Descansar bien por las noches es esencial para mantenerse activo en el día a día, una de las consecuencias de no hacerlo son las humedades. Hacer frente a este problema no siempre es fácil, pero es necesario eliminarlas antes de que perjudiquen gravemente a nuestra salud y descanso Murprotec España, 14 de febrero de […]

    Los amantes de los baños de espuma, y también los que prefieren la ducha pero salen de ella con la piel enrojecida por la alta temperatura con la que prefieren relajarse, tienen a menudo la sensación de encontrarse en un baño turco al abrir la mampara o correr la cortina. En ese instante, el baño […]

     ¿Hablamos?