Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

La humedad invisible es la más peligrosa

Humedad invisible

Cuando hablamos de humedad en las viviendas siempre la asociamos a manchas de moho, paredes mojadas, pintura en el suelo… pero ese es nuestro menor de los problemas. Un edificio afectado por humedad estructural puede hacer peligrar su estructura y ocasionar grandes desgracias.

Cuando empezamos a ver en las paredes de nuestra vivienda pequeñas manchas de moho, que las ventanas empiezan a llorar, que la pintura de la pared se desconcha o incluso que hace más frio de lo normal, es cuando empezamos a preocuparnos y buscamos soluciones rápidas, y en la mayoría de los casos poco efectiva, para que no se vean esos desperfectos y pasar vergüenza entre nuestros invitados. Pero lo cierto es que cuando estos síntomas aparecen, los muros y el interior de las paredes ya están húmedas.

En la construcción de las viviendas, hay paredes que están construidas, simplemente, para separar estancias, pero hay otras cuya función es soportar el peso de la estructura desviando esa presión a los cimientos de los edificios, son las llamadas paredes de carga. En muchas ocasiones, cuando nos disponemos a hacer reformas en casa y queremos ampliar una habitación tirando algún tabique, se nos presentan dificultades, ya que los muros de carga no se pueden modificar. Con la humedad pasa lo mismo, si llega a estas paredes, la estructura se vería gravemente afectada.

¿Y SI LA HUMEDAD AFECTA A UNA PARED DE CARGA?

Si el exceso de humedad trasciende a los muros, es urgente encontrar un medio para solventar dicho problema. Además de suponer un riesgo para nuestra propia vivienda, puede afectar a la estabilidad el edificio entero lo que supondría un gasto mayor. Normalmente las paredes que más peso soportan son las fachadas, que se construyen desde los sótanos y garajes, aunque también pueden ser paredes del interior de la vivienda, como es el caso de las vigas, que también ayudan a distribuir el peso del edificio.

Pero la humedad no solo puede afectar a la estructura de la vivienda o edificio, otra de sus graves consecuencias se da en la salud de sus habitantes. Asma, bronquiolitis, dermatitis, alergias… las enfermedades respiratorias se pueden ver agravadas por la presencia de humedad en la vivienda. Además, hay ciertas personas que están más expuestos a sufrir las graves consecuencias de la humedad en la salud. Es las personas mayores aumenta los dolores óseos, la artritis, enfermedades reumáticas… y en bebés y niños puede provocar graves enfermedades respiratorias y dermatitis

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Lo recomendable en estos casos es que se haga una valoración en profundidad del problema y que de ello se encarguen profesionales del sector que conozcan las causas, consecuencias y los peligros que supone no actuar frente a este tipo de problema en la edificación. Cuando la humedad afecta a los muros de carga es importante encontrar una solución que sea definitiva y que no los debilites, de esta manera se conseguirá que la propia vivienda y el edificio al completo este en peligro.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Durante los últimos días muchos madrileños hemos sufrido una invasión de polillas. Esto se debe a las abundantes lluvias y las migraciones de estos insectos desde África. No son peligrosas y en pocos días continuarán su camino hacía Escandinavia.

    Hace tan sólo unos días os contábamos algunos trucos para conservar mejor los alimentos en la nevera y, de paso, ahorrar electricidad con el buen uso de este aparato. Pues bien, hoy queremos compartir con vosotros cómo varía el consumo de energía en función de la zona de la península en la que vivas; ya […]

    A la hora de acometer cualquier obra o reparación, es importante preparar la zona antes de iniciar los trabajos. El primer asunto, y más importante, a tener en mente es el presupuesto. Tener una idea de los trabajos, materiales y recursos necesarios es básico para establecer el dinero que tendremos que rascar de nuestro bolsillo. En el […]

     ¿Hablamos?