Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

La falta de humedad favorece la aparición de las arrugas

Arrugas por la humedad

Cuando nos vamos haciendo mayores, las células que componen la epidermis, la capa de la piel más exterior y que nos protege de los agentes externos, se vuelven más delgadas. Un estrechamiento del espesor de la piel que nos hace más vulnerables. Cuando esto ocurre, disminuye la eficacia de la función barrera de la epidermis, de tal forma que la humedad se escapa. Una situación que da lugar a la sequedad de la piel. Se estima que las células de la epidermis disminuyen un 10% por década, hecho que se suma a que cuanto más envejecemos menos se dividen, por lo que la regeneración y reparación de la piel es más lenta.

Las consecuencias de hacernos mayores, no sólo afecta a la epidermis, aunque sea ésta la parte más visible; la capa dérmica, la segunda capa de la piel que contiene sus elementos estructurales, sufre los efectos más significativos del paso del tiempo. Mientras que la epidermis dejaba escapar la humedad por la cada vez menos presencia de células, en el caso de la dermis se produce menos colágeno y las fibras de elastina se desgatan, de modo que la piel se vuelve más fina.

Dos cambios en la piel que favorecen la aparición de arrugas y la flacidez. De ahí la vital importancia de una correcta hidratación, así compensamos la fuga de humedad por envejecimiento.

En el caso de las viviendas pasa lo contrario. Es decir, la falta de humedad en la piel provoca su arrugado, mientras que en las construcciones es el exceso de humedad lo que hace que la pintura de las paredes se agriete o se caiga. La flacidez, trasladándola al terreno de las edificaciones, tiene su origen en un problema de humedad, no por escasez, sino por exceso. Salvando las distancias, las diferencias entre el envejecimiento de la piel y del hogar también distan en su origen. En el primer caso, está más que estudiado y localizado, mientras que en el segundo el diagnóstico es más difícil. Si estuviéramos hablando de un medicamento, el tratamiento para la piel podemos conseguirlo sin receta médica, mientras que para la vivienda necesitamos prescripción.

Humedad por capilaridad

La solución es igual de eficaz y duradera, pero para evitar que la pintura caiga de las paredes de nuestra casa se necesita a especialistas antihumedad. Los de Murprotec encuentran la causa y tienen en su haber los mejores tratamientos, en el caso de las dolencias que éstos curan, para poner fin al exceso de humedad estructural.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Las limpiezas generales se van a convertir en estos días en una buena excusa para poner la higiene y salud de nuestro hogar en buen estado de forma. La limpieza y la actividad diaria tienen como focos baño y cocinas. Aprovechamos para mantener la rutina y los buenos hábitos con colada, orden y limpiezas superficial. […]

    La humedad penetra en los cimientos y muros de los edificios, no sólo pudiendo dar lugar a la aparición de malos olores, manchas negras en las paredes o el deterioro de la solidez y la estabilidad de la estructura de la construcción; sino que una vivienda con exceso de humedad ambiental también puede favorecer la proliferación de microorganismos, como el moho o los ácaros, e insectos, como los mosquitos o el lepisma, pues muchos de ellos necesitan un ambiente húmedo para poder desarrollarse.

    La restauración urgente por graves humedades que padecía la iglesia parroquial de El Poyo del Cid ha finalizado. La iglesia estaba afectada en las cimentaciones, columnas y muros de carga. El templo dedicado a San Juan Bautista volverá a abrirse al culto cuando finalice la segunda fase de restauración y que el Ayuntamiento de Calamocha va adjudicar pronto.

     ¿Hablamos?