Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Humedades en Asturias

Inicio / Blog / Humedades en Asturias
Publicado por
en Blog

Humedades en Asturias

El envejecimiento de los materiales también afecta a su resistencia frente a las humedades.

Como se suele decir, el tiempo no pasa en balde. Una frase que define a la perfección el estado del Prerrománico asturiano. La administración asturiana reserva 100000 euros para la conservación del conjunto arquitectónico altomedieval que se puede observar en Oviedo, y que data de los siglos X y IX. Un montante económico que se hace insuficiente según los expertos en conservación de la Universidad de Oviedo.

Los daños en las pinturas y las grietas en los muros son los mayores problemas en una obras de conservación que tienen en las humedades a su “peor enemigo”, según el profesor Lorenzo Arias. Los más de mil años que contemplan al conjunto arquitectónico pueden ser la excusa perfecta para decir que las humedades tienen un fácil rival, pero se pueden encontrar problemas similares en construcciones mucho más recientes y que preocupan a la administración asturiana.

La climatología asturiana y, sobre todo, su particular orografía complican la lucha contra las humedades

La presencia del litoral cantábrico y la cercanía de la montaña crean en Asturias un complicado sistema que es responsable de un tiempo inestable, habitual en precipitaciones y cambios bruscos de temperatura. También hay que tener en cuenta que muchas localidades asturianas de claro tono rural se tienen que enfrentar a los problemas de drenaje típicos cuando las lluvias caen con fuerza.

“Las intervenciones por capilaridad y filtraciones laterales son habituales en la comunidad asturiana” señalan desde Murprotec, líder europeo en tratamiento de humedades estructurales.

El envejecimiento de los inmuebles y la calidad de los materiales también influyen en la capacidad de los hogares para combatir los estragos de las humedades. Problemas demasiado habituales de las cuencas mineras asturianas que se enfrentan al clima lluviosos y húmedo en casas antiguas y de baja calidad, que fueron típicas en los años del auge de la minería.

Un feudo de los remedios caseros

“Es habitual el uso de deshumidificadores. En garajes y sótanos nos encontramos en muchas ocasiones con pinturas antihumedades” aclaran desde la empresa antihumedades. Aunque son productos que pueden atacar a ciertos síntomas de las humedades, como las manchas o los malos olores, la realidad es que no pueden acabar con lo que provoca las humedades.

En la mayoría de ocasiones las humedades por capilaridad y filtraciones laterales se ocasionan porque hay agua filtrándose al interior de los muros del hogar. A través de los poros propios del material, en el caso de la capilaridad, y por grietas o fisuras en el caso de las filtraciones laterales.

“En ambos casos lo principal es diagnosticar desde dónde viene el agua y evitar que ese flujo llegue a contactar con los muros” dicen desde Murprotec.

Un diagnóstico profesional es esencial para detectar el problema y actuar de la forma más eficiente posible

El gasto medio en el hogar en el principado ascendió en 2019 y es previsible que lo haga en 2020. Gran parte de ese aumento de gasto esta relacionado con obras que tratan de solventar problemas enquistados de nuestro hogar.

Asturias es un paraíso natural y cultural con años de historia, que no pasan en balde para sus hogares. Actuar de la mano de profesionales es la solución para que tu vivienda siga contando su propia historia.

[Total:4    Promedio:4/5]
Entradas relacionadas