Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Humedades, aparatos tecnológicos y la factura de la luz

En pleno debate por el precio de la luz en nuestro país, y con un tiempo climatológico poco predecible, la factura de la luz de nuestro hogar ha pasado a ser una de las prioridades a revisar para controlar nuestra economía doméstica.

Problemas de humedad y factura de la luz

Cuando es elevada, nuestras miradas tienden a los grandes focos de gasto de electricidad, como la calefacción, el agua caliente o el uso de electrodomésticos, como la lavadora, la cocina o el lavavajillas. Aunque normalmente éstos son las principales fuentes del gasto, no hay que olvidar que actualmente disponemos de una gran cantidad de dispositivos más pequeños, que también contribuyen a aumentar el gasto.

Si nos ponemos a sumar es bastante probable que a la televisión, que está en cualquier hogar, se haya sumado una segunda televisión, un par de teléfonos móviles (que cargamos cada noche), un ordenador portátil, una tablet y es probable que un ordenador de sobremesa. Además, en los últimos años, empiezan a ser comunes los dispositivos de televisiones a la carta, y en el caso de tener familia es muy probable que dispongamos de alguna consola de videojuegos.

Todos estos aparatos tienen un consumo muy bajo de electricidad, pero también son muy sensibles, y con el paso del tiempo y con el deterioro, tienden a perder eficacia, con lo que sus baterías se consumen antes, o funcionan peor, y hacen que necesitemos más energía para mantenerlos en activo.

Lo que menos gente sabe es que las humedades afectan en gran medida al funcionamiento de los dispositivos electrónicos, ya que dañan sus circuitos y, además, acortan la vida útil de las baterías. Es por ello que la combinación de un montón de útiles dispositivos electrónicos y la presencia de humedades es realmente mala.

Los problemas de humedades dentro de la vivienda son más comunes de lo que pueden parecer. La condensación provocada por la cocina o higiene diaria, así como los cambios de temperatura entre la noche y el día (tan común en esta época), pueden hacer que se generen humedades si nuestra vivienda no tiene la capacidad suficiente para ventilar o eliminar el exceso de vapor de agua.

Los expertos en el tratamiento de humedad pueden localizar el origen de las humedades y asesorarte para encontrar la manera definitiva de eliminar tus problemas.

Llévate una sorpresa agradable al revisar la factura de la luz y disfruta de toda la tecnología sin preocuparte por su vida útil.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    humedades en verano

    El verano ya está aquí, y poco a poco muchos de nosotros aprovechamos para acercarnos a nuestra casa del pueblo o la playa. Son residencias que no visitamos con frecuencia y que la mayor parte del año se encuentran cerradas. Por todo esto, no es nada extraño que la bienvenida a las vacaciones venga de […]

    humedades techos

    Las humedades en techos se pueden producir por muchos motivos: Exceso de condensación en el interior. Fuga de agua en la instalación. Goteras por deterioro en la impermeabilización de la cubierta. Fuga en los sumideros, etc. Los síntomas de esas humedades se traducen en la aparición de molestas manchas en los zonas de nuestra vivienda. […]

    bolas antihumedad

    Las sales antihumedad son uno de esos típicos remedios que parecen perfectos pero en realidad no solucionan nada. Confiar en este método para solucionar la humedad de nuestra vivienda no es para nada lo adecuado que podríamos pensar, a pesar de que su uso está extendido y es habitual que gente en la que confiamos nos […]

     ¿Hablamos?