Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Las humedades y las alergias: El Aspergillus

Con la llegada de la primavera, es inevitable que todos empecemos a hablar sobre un tema de salud muy asociado a esta época del año. El tema de conversación no es otro que la alergia, que afecta por igual a niños y adultos.

Aspergillus_humedades

La alergia es una reacción extrema de nuestro organismo hacia una sustancia externa que considera dañina, este elemento es conocido como alérgeno. A primera vista podemos pensar que la alergia es una enfermedad común y sin demasiada importancia, pero esto no es cierto, ya que puede llegar a dificultar la calidad de vida del que la padece. Por esto es muy importante determinar de un modo claro y objetivo las causas de origen.

Hay muchísimas sustancias que pueden provocar una reacción alérgica en el ser humano, y varias de ellas están directamente relacionadas con las humedades que pueden existir dentro de nuestro hogar.

Las humedades presentes en las paredes son el hábitat perfecto para ácaros, hongos y bacterias, que en muchos casos, son los alérgenos por excelencia. Existen gran cantidad de personas que conviven diariamente con humedades desarrollando alergias a los hongos, siendo un ejemplo muy claro la aspergilosis, una reacción alérgica causada por el hongo Aspergillus.

El Aspergillus es un hongo muy común que puede crecer tanto dentro como fuera de la casa, especialmente si existe un exceso de humedad. Este alérgeno ataca a las personas que se encuentran bajas de defensas, por lo que hay que tener especial cuidado tanto con bebés como con ancianos y personas con el sistema inmunitario afectado.

Los lugares en los que más prolifera este tipo de hongo son las ventanas, las grietas de las paredes y los suelos, en los sistemas de limpieza e incluso en las puertas de los edificios, aunque en general, en todos aquellos lugares que puedan acumular humedad, pues el Aspergillus, es un hongo con unas propiedades que facilitan su desarrollo y crecimiento en ambientes preferentemente cerrados y húmedos.

En Murprotec estamos comprometidos con el bienestar de las edificaciones y la prevención de las humedeces y siempre advertimos del peligro que generan los hongos en la salud. Combatir las humedades para mantener intacta la estructura de nuestras viviendas y también nuestra salud es algo fundamental para estar tranquilos.

Por esto, siempre recomendamos contactar con especialistas en la lucha contra la humedad estructural, escuchando la opinión de los expertos, y llevando a cabo tratamientos y soluciones definitivas contra estos problemas que afectan directamente a la salud.

Porque las alergias, no sólo dependen de la época del año, sino también de la humedad que exista dentro de nuestros hogares.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    humedades segunda residencia

    La Semana Santa está a la vuelta de la esquina, y con ella nuestras merecidas y próximas vacaciones, muchos de nosotros tenemos en mente celebrar la llegada de la primavera con un merecido descanso. Y para poder disfrutar de ellas, nada mejor que retirarse en nuestro pequeño refugio para disfrutar de la playa, el campo […]

      Siempre te insistiremos en que la calidad del aire es uno de los aspectos de tu hogar que más debes cuidar. Sobre todo si atendemos a las enfermedades que puede ocasionar la mala ventilación y un aire contaminado. ¿Sabías que más del 50 % de las muertes por neumonía en menores de 5 años […]

    humedades Huelva

    Huelva alberga algunas de las playas más tranquilas y bonitas de la comunidad, así como el que es considerado el mejor clima junto a la provincia de Cadiz. El clima onubense se caracteriza por ser muy poco lluvioso, incluso en los meses de invierno, y por tener unas temperaturas muy estables y apacibles durante todo […]

     ¿Hablamos?