Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

¿Qué hago si tengo humedad en la habitación?

Humedad en habitación con desperfectos

 

Aunque es cierto que los lugares más comunes para que aparezcan son los sótanos, garajes y baños, los dormitorios tampoco se libran de ellas. Por eso en este post te queremos enseñar cómo quitar las humedad de tu habitación.

 

Para eliminar las humedades de tu habitación primero hay que identificarlas

 

Como se suele decir, las humedades no tienen pérdida. Las puedes identificar de la siguiente manera:

  • Manchas negras en las paredes
  • Ampollas de pintura o papel en las zonas más afectadas.
  • Marco de la ventana húmedo o mojado.
  • Agua en los cristales.
  • Sudoración en las paredes.
  • Olor a humedad en la ropa, los libros, las sábanas y los cajones.
  • Moho

¿Por qué pueden aparecer las humedades en tu habitación?

La humedad de tu habitación puede aparecer por diferentes motivos y, aunque debes tener en cuenta que existen muchos más, los más frecuentes son los siguientes.

Pasar muchas horas respirando en una misma habitación, como ocurre en tu dormitorio por las noches, puede crear un ambiente que provoque un mayor nivel de humedad.

Por lo que te recomendamos que durante el día, el dormitorio esté bien ventilado para contrarrestar las horas que pasamos durmiendo en él.

La segunda causa en dormitorios es no contar con un adecuado aislamiento de marcos y paredes.

Si las ventanas, puertas y muros están bien aisladas, pueden ser un factor clave para evitar que aparezcan humedades en tu habitación.

 

¿Cómo puedes quitar la humedad de tu habitación?

 

Seguro que has encontrado algunos remedios milagrosos que te ayuden a eliminar la humedad de tu habitación sin gastar demasiado.

Por desgracia esos remedios milagrosos como la pintura antimoho son solo pequeños parches que pueden parecer el proceso ideal, pero la realidad es bien diferente.

Las pinturas antimoho solo ofrecen una protección a corto plazo, porque no se elimina la humedad de tu habitación de manera permanente.

Por lo tanto, la solución ideal y más efectiva es eliminar la causa de esta humedad excesiva.

Para ello necesitarás contactar con profesionales que puedan asesorarte acerca de cuál es el mejor tratamiento a seguir, ya que depende de muchos factores como el tipo de humedad que sufre tu habitación.

 

¿Tiene consecuencias para tu salud vivir en contacto con humedades?

Un dormitorio con un ambiente demasiado húmedo puede desencadenar diversos problemas de salud, sobre todo si tienes en cuenta que es un lugar en el que pasas muchas horas cada noche.

El moho libera esporas que llegan hasta ti y se filtran en tu sistema respiratorio hasta causar diferentes problemas como el asma, la irritación en la piel y los ojos llorosos.

Además, el moho fomenta la presencia de ácaros, lo que deriva en otras alergias.

¿Qué dicen los estudios científicos sobre las humedades?

Diferentes estudios demuestran que existe una relación entre las enfermedades respiratorias y el ambiente húmedo que se genera en tu habitación.

Por lo tanto es indispensable eliminarla.

En estos estudios se comprobó que de 134 adolescentes afectados por asma, bronquitis asmatiforma o bronquitis crónica:

  • Un 78 % vive en habitaciones muy húmedas.
  • El 17 % en habitaciones secas.
  • Y el 5 % en habitaciones muy secas.

En otras observaciones parecidas, escogieron a 103 pacientes que padecían rinitis crónica y:

  • El 83 % vivían en habitaciones húmedas.
  • El 13 % en habitaciones secas.
  • Y el 4 % en habitaciones demasiado secas.

Sin ir más lejos, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que existe suficiente evidencia para llegar a una conclusión:

“Los ocupantes de edificios con humedad están en riesgo de desarrollar síntomas del tracto respiratorio superior e inferior, infecciones respiratorias, asma, exacerbación del asma, bronquitis y rinitis alérgica”.

Todavía hay más: apunta estas consecuencias

Más allá de las consecuencias de salud, las humedades en tu habitación pueden convertirse en cuestiones más graves.

Si dejamos que la humedad se expanda por el resto de la casa, puede llegar a convertirse en una humedad estructural.

Este tipo de humedad es el origen de problemas graves en la estructura de la vivienda.

Provoca pérdida de solidez en los muros de carga y afecta directamente a la seguridad de las construcciones.

Y si no se trata a tiempo, puede llegar a asentarse en los muros maestros y provocar a medio-largo plazo roturas y desprendimientos en fachadas, paredes y techos.

 

Humedades en tu habitación: un problema que puedes solucionar

 

Por suerte para todos, el exceso de humedad es un problema que tiene solución.

Acudir a un profesional que disponga de las herramientas adecuadas y que sea capaz de diagnosticar la causa del problema es la manera más sencilla de eliminar la humedad de las paredes interiores.

Sin importar qué tipo de humedad se encuentre arraigada a tu hogar, es importante resolver el problema con rapidez porque, como has podido ver, las consecuencias en tu salud y la de tus seres querido ver pueden convertirse en muy graves.

Pide nuestro diagnóstico gratuito y elimina la humedad de tu habitación.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    El frío y la humedad en ropa, sábanas y toallas, así como en suelos y paredes, puede provocar un empeoramiento en las personas que sufren afecciones como asma o problemas bronquiales. Más aún cuando nuestro hogar no está impermeabilizado, y la humedad asciende desde el suelo

    La humedad que tenemos en casa acentúa los dolores asociados a dolencias y enfermedades como el reuma, la artritis, la artrosis, etc.

    Grandes y pequeños -las fechas navideñas no entienden de edad- ya están escribiendo su carta a las Reyes Magos, o a Papa Nöel. Más los grandes, que los pequeños, además estarán planificando los gastos del mes. A las habituales facturas de suministros, alquileres, comida y transporte, en diciembre hay que sumar regalos, comidas y viajes. […]

     ¿Hablamos?