Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Las consecuencias de la humedad en el cambio de armarios

Inicio / Blog / Las consecuencias de la humedad en el cambio de armarios
Publicado por
en Blog

 

Armario con humedad

De toda la vida, la mejor manera de darle la bienvenida al cambio de estaciones es con el tradicional cambio de armarios.

Pero ¿podemos hacerte una pregunta?

¿Alguna vez te has preparado para este momento y al comenzar te has dado cuenta de que olía a humedad en su interior?

Si es así, estás en el lugar indicado.

En este post descubrirás cuáles son las consecuencias de la humedad en el cambio de armarios.

 

Humedad en los armarios: un problema más habitual de lo que te imaginas

 

Imagínatelo.

Empiezas por el armario donde tienes tu ropa de invierno. Tomas los jerséis, las chaquetas de pluma y todo lo que te recuerda al invierno y te despides de ellos.

¡Nos vemos en medio año!

Al mismo tiempo, sacas del lugar donde hayas guardado la ropa de verano todas tus prendas y recuerdas lo que te gusta que haga buen tiempo.

Hasta ahí todo está genial, pero la película está a punto de torcerse.

Lo que empieza siendo un cambio divertido e ilusionante, se convierte en un auténtico dolor de cabeza.

¡Sorpresa!

Lo que no te esperabas de ninguna manera es que esa ropa que tuvieras guardada se haya llenado de moho y de hongos por culpa del exceso de humedad.

Así que te preguntas qué ha pasado y cómo podrías haberlo evitado.

Si quieres conocer la respuesta a esa pregunta, tan solo sigue leyendo.

 

¿Qué provoca la humedad en los armarios?

 

¿Sabes una cosa?

Si hubiera un lugar donde la humedad siempre eligiera para vivir, serían tus armarios.

No solo los tuyos. Esos y todos los demás.

¿El motivo? Se trata de un lugar que fomenta las condiciones ideales que lleva a que prolifere el moho y los hongos.

Funciona de la siguiente manera.

Cuando llega el invierno y se produce el cambio de temperatura tanto dentro como fuera de las viviendas, se genera un proceso llamado condensación.

Si somos capaces de preverlo y tomar medidas, no sucederá nada. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones se trata de un problema que se ha ignorado durante todo el año.

Así que tiene muchas consecuencias.

Esa ropa que es tu favorita, incluso aquella que está sin estrenar y que se ha pasado los últimos seis meses encerrada en un armario sin ventilación… es presa fácil de esta humedad.

De hecho, los niveles de humedad han aumentado tanto que estas prendas de ropa se han llenado de moho y desprenden un olor de mil demonios.

Pero todavía hay más.

La proliferación de las bacterias que se ha dado en este ambiente ha tenido un efecto devastador y ha convertido tu ropa favorita en amasijos que ni siquiera valen como trapo.

Las has perdido para siempre.

 

¡Cuidado! El peligro de estas humedades va mucho más allá de los armarios

 

Aunque nos encantaría decirte que hasta aquí han llegado los problemas, todavía tenemos que ir un paso más allá.

Como te decíamos más arriba, tu armario es un escenario ideal para que el moho crezca y se desarrolle. Tanto, que puede ser el punto de partida de una situación mucho peor.

Tu salud está en juego.

Existe la posibilidad de que los hongos que se han originado a causa de la humedad se instalen en tus prendas de ropa más íntimas y sin que te des cuenta, pasen a contagiarte.

Y aunque es verdad que puedes detectar con facilidad si tu ropa está siendo atacada por la humedad, la mayoría de las personas ni siquiera es consciente de esta posibilidad.

Pero ahora que tú lo has leído, tienes que realizar el siguiente análisis.

Mira.

Si detectas que comienzan a aparecer manchas blancas en la ropa o que se desprende un olor muy fuerte, debes ponerte en marcha.

Esa es la última señal de alarma que te da tu armario para decirte que necesita ayuda par combatir la humedad de su interior.

 

 ¿Qué posibilidades tienes a tu disposición?

 

Pese a que será lo primero que se te ocurra realizar, en la mayoría de las ocasiones una simple ventilación del espacio no será suficiente.

Como siempre te decimos, este tipo de acciones solo funcionan como parches, pero no ponen fin al origen del problema.

Si quieres que la situación de humedad de tu hogar desaparezca para siempre, necesitas ser capaz de encontrar la raíz del problema y evitar que suceda desde el principio.

Por eso es fundamental contar con un profesional que sea capaz de identificar ese origen y que te aporten la solución más efectiva.

Recuerda que tienes a tu disposición el diagnóstico online gratuito de Murprotec que te ayudará a encontrar la mejor estrategia para atajar el problema de raíz.

[Total:1    Promedio:4/5]
Entradas relacionadas