Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

Falsas creencias sobre humedades

Inicio / Blog / Falsas creencias sobre humedades
Publicado por
en Blog

¿Has descubierto que hay humedades en tu casa y no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes! Enfréntate a este problema con toda la información necesaria para decidir cómo, cuándo y qué hacer para solucionarlo de manera definitiva y, sobre todo, teniendo claro que los falsos mitos sobre las humedades no hacen más que empeorar el problema.

Humedades
1. Los remedios caseros acaban con la humedad. FALSO

Los distintos absorbentes que existen en el mercado como la zeolita, el carbón activado o el cloruro cálcico pueden mitigar la sensación de humedad ambiente pero no son efectivos para acabar con este problema de manera definitiva.

2. El moho desaparece tras pintar. FALSO

El moho es un síntoma de que el edificio tiene humedades estructurales. Limpiar las superficies afectadas y aplicar pintura hidrófuga no hace que el moho desaparezca, simplemente lo oculta. Es cuestión de tiempo que vuelva a aparecer con las graves afecciones para la salud que representa.

3. Las humedades siempre aparecen en los sótanos. FALSO

El origen de los distintos tipos de humedades no siempre está relacionado con el contacto con directo con la tierra. Una 5ª planta puede tener perfectamente problemas de condensación debido a un aislamiento deficiente. El primer paso es observar la mancha que genera en la pared para diagnosticar el problema de manera acertada.

4. Las humedades aparecen sólo en invierno. FALSO

Aunque las manifestaciones de humedad son mucho más evidentes en invierno, es rotundamente falso que en verano desaparezcan completamente. El subsuelo sigue húmedo tras las lluvias de invierno y el deshielo, por lo que el agua se sigue filtrando por los muros y cimientos. Asimismo, la combinación de altas temperaturas junto con el elevado porcentaje de humedad en el ambiente, pueden provocar más de un problema de condensación. Las humedades en verano pueden notarse rápidamente, debido a la facilidad en aparecer olores poco agradables en los meses de más calor. Si, además, vemos manchas en las paredes y moho ya podemos sospechar que el problema ha ido a mayores, por lo que necesitaremos solucionarlo de raíz.

5. Ponte en manos de un especialista. VERDADERO

Las empresas especializadas en la eliminación de humedades tienen mayor experiencia, conocimientos técnicos y personal especializado frente a empresas no focalizadas en el sector. Un diagnóstico erróneo del problema y una mala ejecución pueden aumentar el problema inicial, derivando en mayores costes y en riesgos para la salud. Empresas especializadas como Murprotec, líder en el mercado, cuentan con laboratorios de investigación especializados en el desarrollo de soluciones patentadas, que erradican de manera definitiva las humedades estructurales y que ofrecen hasta 30 años de garantía.

¿A qué tipos de humedades podemos enfrentarnos?

En función de sus características, se pueden diferenciar tres tipos de humedad estructural.

  • En primer lugar, las que aparecen por condensación por un exceso de humedad en el ambiente. Suelen surgir tras la actividad diaria o por una ventilación deficiente de las estancias.
  • En segundo lugar, las humedades por capilaridad, que ascienden por los cimientos y muros aprovechando la porosidad de materiales como juntas o ladrillos. Este tipo de humedad puede debilitar la estructura de los edificios además de conllevar el aumento del consumo de calefacción.
  • Por último, existen las humedades por filtraciones laterales, que aparecen en estancias construidas debajo del nivel del suelo y donde el agua del exterior se infiltra lateralmente hacia el interior. Este tipo de humedades pueden constituir una amenaza para la estabilidad y seguridad de la construcción.

Convivir con cualquiera de estos tipos de humedades conlleva grandes afecciones para la salud. Desde problemas respiratorios, hasta alergias, dolencias reumáticas y óseas y/o complicaciones dermatológicas. Todas estas patologías pueden aparecer o acentuarse si se padecen humedades en el hogar, sobre todo, ancianos, embarazadas y niños, los grupos de población más vulnerables a sus consecuencias.

[Total:1    Promedio:5/5]
Entradas relacionadas