Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Elegir una vivienda a prueba de humedades II

elegir vivienda sin humedades

En el anterior artículo te dábamos algunos consejos y observaciones que deberías tener en cuenta antes de comprar o alquilar tu próxima vivienda.

El clima y la ubicación de un inmueble pueden influir en gran medida en los costes de mantenimiento y en el daño que pueden hacer las humedades a nuestro hogar. Pero hay también otros factores que pueden ser decisivos a la hora de decantarnos por un hogar u otro.

Antigüedad del inmueble

Es un factor importante que no siempre se suele tener en cuenta. Es difícil estar al tanto de qué leyes de edificación afectaron a la construcción de algunos inmuebles. Estar atentos a ciertos aspectos puede ahorrarnos algunos sustos. A parte de los sistemas de aislamiento, calefacción, canalización y ventilación que han cambiado mucho en los últimos años, hay que tener en cuenta que los materiales de construcción pierden resistencia y durabilidad con el paso del tiempo.

En ciudades grandes y capitales es habitual encontrar inmuebles con antigüedades cercanas o mayores a los cien años. La resistencia de los muros y el estado del aislamiento son muy importantes a la hora de luchar contra las humedades. Por contra, en casas de nueva construcción hay que permanecer atentos a la calidad de los materiales, ya que en los últimos años, a consecuencia de las crisis económicas, se han detectado deficiencias que aumentan la probabilidad de tener problemas de humedades.

La opinión del experto (Murprotec es el líder europeo en tratamientos anti humedad): “En edificios antiguos es habitual encontrarnos con humedades por filtraciones laterales debido a deficiencias en el aislamiento o canalizaciones”. “En algunos inmuebles de nueva construcción nos hemos encontrado con una baja defensa contra las humedades por condensación. La calidad del aislamiento y las ventanas es determinante”.

Eficiencia energética

Una calificación que ha adquirido mucha importancia. Hasta tal punto que empieza a influir en el precio final de los inmuebles. La capacidad de una casa de mantener la temperatura y ventilar eficientemente el aire, puede suponer una gran diferencia en nuestro presupuesto.

En la gran mayoría de las edificaciones posteriores a 2010, la calificación energética es obligatoria. Cuanto más cercana sea la nota al A+++ (la calificación más alta), menos recursos necesitará nuestro hogar para mantenerse.

Los inmuebles con baja calificación energética estarán más expuestos a problemas de condensación y tendrán aislamientos menos eficientes, que serán una pobre barrera para las humedades por capilaridad y filtraciones laterales. Del mismo modo, un buen sistema de ventanas influye en la eficiencia de la calefacción y ventilación. Dos factores determinantes a la hora de mantener las humedades a raya.

La opinión del experto: “Una buena calificación energética puede suponer un gran ahorro en mantenimiento, aunque conviene saber los factores que influyen en la nota”. La ventilación es uno de los problemas más recurrentes que encontramos en nuestras intervenciones. Muchas veces, una ventilación correcta evita más problemas que un aislamiento perfecto”.

Un diagnóstico para una decisión vital

En muchos países se empieza a convertir en habitual una peritación profesional antes de adquirir un inmueble. Murprotec ofrece un diagnóstico gratuito y profesional que podrá garantizar el nivel de protección de tu futuro hogar contra las humedades y proponerte futuras mejoras.  Un casa de ensueño no es solo la más bonita y grande, también es la que hace que nuestra vida sea más fácil.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Es muy posible que hayamos pasado la mala experiencia de encontrar humedades por nuestras paredes, en especial en estas épocas del año y cuando se trata de casas antiguas, ya que, además de estar en mal estado, por lo general, cuando se construyeron, no se realizaron los cimientos del modo adecuado.

    El exceso de humedad ambiental en los hogares puede provocar efectos en los alimentos, en el mobiliario, en las puertas y ventanas e incluso en la salud de las personas. Pero además, la humedad en demasía puede acabar estropeando esas prendas de vestir que tanto nos gustan o impregnando un olor desagradable a la ropa […]

    Muchos de los problemas que aparecen en las construcciones pueden tener su origen en los efectos que causa la humedad estructural.

     ¿Hablamos?