Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

El clima de la Rioja responsable de la humedad estructural

La Comunidad de La Rioja se caracteriza por inviernos fríos y veranos moderados. En las zonas más altas de la Tierra de Cameros y en las Sierras encontramos el clima de montaña. La Rioja Alta tiene más precipitaciones que la Rioja Baja, inviernos más fríos y veranos con calor moderado. Asimismo, el cierzo, viento del noroeste, frío y húmedo, es frecuente durante el invierno y parte de la primavera.

Todas estas particularidades hacen de La Rioja una región con graves problemas de humedad estructural ya sean por capilaridad, por filtración o por condensación.

La Rioja

Las humedades por capilaridad provienen del suelo y suben por los cimientos y muros por el efecto poroso y de gran capacidad de absorción de juntas y ladrillos. Un tipo de humedad que puede ser grave si no se trata a tiempo y termina debilitando la estructura de los edificios y poniendo en peligro la estabilidad de estos. De ahí que las viviendas unifamiliares, de planta baja o antiguas sean las que más acusan estos problemas. Las humedades por filtración lateral se producen debido a la penetración del agua dentro del edificio a través de la pared de forma lateral presente al otro lado de un muro –en este caso, el entorno húmedo externo a la casa–. El agua que acompaña a esta humedad penetra a través de ellos y los va degradando lentamente, debilitando poco a poco su estructura.

Además de un riesgo para la estructura y un problema estético y de olores, los efectos de la humedad sobre la salud son de suma importancia, especialmente para los bebés y ancianos, que son los grupos de población más débiles al moho y más vulnerables a sus consecuencias. Afecciones como asma, sinusitis, alergias, problemas respiratorios o reumáticos pueden aparecer o agravarse al convivir con las humedades.

Cambios de temperatura entre exterior e interior

Asimismo, La Rioja cuenta con grandes cambios de temperaturas entre el exterior y el interior de las viviendas, así como deficiencias constructivas en cuanto a la impermeabilización de los inmuebles. Por este motivo también son muy frecuentes las humedades por condensación. Regueros de agua en las ventanas, cristales empañados o manchas de moho en los muros, serán algunos de los primeros síntomas que podrán darse. Esta patología se produce, fundamentalmente, cuando el vapor de agua supera el 45% del ambiente de una estancia y ocurre debido a la tendencia actual de aislar los hogares de una manera excesiva y no ventilar adecuadamente, sumado a la humedad del ambiente que aportan los habitantes (actividades como bañarse, lavar, cocinar, secar la ropa…).

Por estos y muchos más motivos es importante detectar el foco de la humedad y eliminarla definitivamente con tratamientos y trabajos que asegures que los síntomas y consecuencias de este grave problema se quede de puertas para fuera de nuestra vivienda.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    En el anterior artículo te dábamos algunos consejos y observaciones que deberías tener en cuenta antes de comprar o alquilar tu próxima vivienda. El clima y la ubicación de un inmueble pueden influir en gran medida en los costes de mantenimiento y en el daño que pueden hacer las humedades a nuestro hogar. Pero hay […]

    Ya sabemos que un problema de humedades en casa puede ser no solo un incordio estético, sino que además puede ser muy peligroso para la salud de todas las personas que viven en ella porque pueden provocar o agravar la aparición de enfermedades respiratorias o alergias. Pero no solamente las humedades son un factor de […]

    La nueva normalidad supone cambios en nuestra vida, pero también una oportunidad para mejorar las condiciones de nuestro hogar o negocio. La pandemia por COVID-19 ha cambiado muchos enfoques del día a día. La forma en la que nos vamos a tener que adaptar a la rutina pasa por hacer hueco a nuevos hábitos. Por otro lado, […]

     ¿Hablamos?