Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

El cambio climático no supera la prueba de las humedades

Inicio / Blog / El cambio climático no supera la prueba de las humedades
Publicado por
en Blog

humedad en casaLos fines de año son la excusa perfecta para analizar los datos macroeconómicos y establecer un montón de estadísticas y datos que avalen el año y, en este caso, la década.

Datos, como los obtenidos por el informe de Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Estados Unidos, que situaba la tasa de natalidad como la peor de los últimos 30 años. Un dato bastante recurrente en los países del primer mundo que puede tener muchas lecturas. Algunas de ellas pasan, inevitablemente, por algunos datos que se están arrojando en el COP25, Conferencia sobre el cambio climático, que se está dando lugar entre el 2 y 16 de este Diciembre en Madrid.

La preocupación por el calentamiento global y su efecto sobre las futuras generaciones pueden tener que ver con la bajada notoria en la natalidad de muchos países.

¿Un problema tan grave?

2º de temperatura es la diferencia que han establecido los más de 120 científicos y 35 instituciones de todo el mundo, para generar una situación irreversible para las futuras generaciones. Los escenarios que se dibujan para el futuro de nuestros hijos no son nada halagüeños. Los problemas de salud relacionados con los cambios en las condiciones climáticas podrían ser catastróficos.

Una realidad que no es tan lejana como parece

Nuestra experiencia dice que más de un treinta por ciento de las incidencias que atendemos son debidas a problemas de salud. Aislar tu vivienda frente a las condiciones climáticas cada vez es más importante.

No hace falta irse muy lejos para establecer récords de temperatura en España. La temperatura máxima data de 2017, con unos increíbles 47º en Montoro (Córdoba). Y no es raro, cada verano, registrar records en un montón de localidades. Un problema que tiene daños colaterales y que afecta en mayor medida a los grupos de población de riesgo: bebés, embarazadas y ancianos.

El incremento de las temperaturas, las lluvias torrenciales y los cambios en los hábitos de vida son, cada vez, más notorios y afectan directamente a la forma de vivir y protegernos ante algo que no está en nuestras manos. Mejor aislamiento, más sostenibilidad y más ahorro energético. Tener un hogar que es capaz de mantener su salubridad por sí solo, se ha convertido en la primera opción de muchas familias. Blindar los hogares frente a los problemas de humedades se ha convertido en una prioridad.

Si el acuerdo de París no se sostiene las opciones para mantener a nuestra familia a salvo se reducen a los ámbitos en los que podemos actuar. Las infecciones, alergias y plagas son un efecto común cuando las humedades no están erradicadas en tu hogar.

Mantener una vivienda saludable no solo puede ser una solución para la salud familiar, si no que puede ser un pequeño grano de arena al propio cambio climático. Una casa a salvo de humedades y con un sistema de renovación de aire, puede reducir el consumo de calefacción y climatización en un 30%.

No podemos detener el cambio climático en una rueda que no puede parar, pero podemos proteger nuestro hogar y a nuestras familias y contribuir a contaminar menos el planeta.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas