Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Consecuencias de la humedad en muebles y documentos

Los problemas de humedad dentro de nuestras casas o en los edificios siempre generan preocupaciones. Los daños y desperfectos que se ocasionan debido a la presencia de humedad son incontables y a veces hasta impagables.

En el caso de nuestras viviendas, por ejemplo, donde albergamos nuestros muebles, enseres y resto de bienes de valor, ya sea material o sentimental, el hecho de que aparezca un problema así lo pone en peligro. La condensación del agua puede ser el causante de que mesas, sillas, estanterías, armarios, parqué o puertas de madera se hinchen y se pudran teniendo que deshacernos de ellos porque no hay reparación posible.

Lo mismo ocurre con la aparición de moho negro en las paredes o en los techos. Este es un indicativo de que existe un problema de humedad y puede traer consecuencias peores. Los hongos pueden perjudicar nuestra la salud, impregnar nuestra ropa y dejar un olor repugnante en nuestras cosas. En este sentido, para acabar con el moho en las paredes tenemos que plantearnos primero la solución que podemos darle. El uso de pintura antimoho, tras limpiar la mancha, es una reparación a la que a menudo podemos recurrir pero que nos arreglará sólo momentánea y estéticamente la pared. Si la humedad se encuentra dentro de la pared y sufre la acción continuada del agua a causa de un problema de capilaridad o de infiltraciones desde el exterior, la humedad, el moho negro y los hongos volverán a aparecer y esta pintura no nos habrá servido de nada, tan solo para generarnos un gasto inútil.

image010

Si hablamos además de archivos importantes, fotografías, facturas o cualquier documento que tengamos guardado en carpetas o cajas de cartón en nuestros trasteros y sótanos, el riesgo de perderlos aumenta en la misma medida en que la humedad esté afectando al espacio en el que se encuentran. Por tanto, ¿cómo evitar humedades en sótanos para no encontrarnos con sorpresas desagradables? Asegurándonos de que los muros se encuentran con una impermeabilización buena y resistente que no permita el paso del agua a través de ellos.

 image011

Para todo ello, recurrir a los profesionales será el paso más corto, más efectivo y más eficaz. Sólo los especialistas en eliminar las humedades estructurales como los de Murprotec, podrán cerciorarse mediante una visita y diagnóstico gratuito, de si existe un problema de humedad o pudiera existir por falta de un buen aislamiento o determinar la causa que pueda afectar al edificio en cada caso. Si queremos asegurarnos de que las condiciones ambientales para nuestra salud y nuestros bienes no se vean perjudicados por la humedad, tendremos que ponernos en manos de técnicos expertos en la materia siempre.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Estudios tratan de determinar la influencia de la temperatura y la humedad en la propagación del COVID-19. La comunidad científica, gobiernos y organismos mundiales dedicados a la prevención y la salud (como la OMS) dedican todas sus fuerzas a establecer las causas de la propagación agresiva del COVID-19. Comprender el funcionamiento del coronavirus es una de […]

    humedades segunda residencia

    La Semana Santa está a la vuelta de la esquina, y con ella nuestras merecidas y próximas vacaciones, muchos de nosotros tenemos en mente celebrar la llegada de la primavera con un merecido descanso. Y para poder disfrutar de ellas, nada mejor que retirarse en nuestro pequeño refugio para disfrutar de la playa, el campo […]

    Partly plastered old brick wall
    Partly plastered old brick wall with damped plaster, Los morteros antihumedad son un producto que se comercializa como un método para combatir las humedades en casa. Su eficacia es muy reducida, ya que en lugar de arreglar el problema de raíz, simplemente se comporta como un parche, tapando lo más vistoso de las humedades pero [...]
     ¿Hablamos?