Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Consecuencias de la humedad en los cerramientos

La humedad puede afectar a los cerramientos de los edificios dando lugar a incómodas consecuencias que, además, pueden afectar a la economía doméstica. La existencia de humedades en las paredes cercanas a los cierres de puertas, ventanas y balcones de las casas, puede acarrear pérdidas de calor y/o frío al quedar reducida su capacidad aislante.

La humedad estructural que penetra en los cimientos de los edificios debido a la presión que ejerce sobre su estructura la tierra que lo rodea, afecta a los cerramientos en el momento en el que la humedad los alcanza en su ascenso a través de muros y paredes.

Por su parte, la humedad que se genera por los ‘fenómenos de condensación’, fruto a veces de la actividad doméstica diaria, también puede tener efectos sobre los cerramientos de los edificios. Uno de los síntomas más característicos de la condensación es el exceso de agua en el ambiente, lo que puede oxidar y deteriorar estos cerramientos, reduciendo su buen funcionamiento y efectividad.

El deterioro de los cerramientos domésticos afecta al aislamiento término del edificio, por lo que, además de provocar un alto derroche de energía perdiendo el calor o el frío, supone un alto gasto económico.

Para evitar estas pérdidas en climatización y consumo innecesarios a causa de los problemas que acarrean las humedades estructurales, Murprotec ofrece soluciones definitivas, rápidas y eficaces. Especialistas en el diagnóstico y tratamiento de las humedades, sus expertos localizan el origen del problema y le ponen fin a la humedad para siempre.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    La humedad estructural es un factor a tener en cuenta desde que la construcción de un edificio comienza a proyectarse. Tan importante como la elección de los materiales, el diseño de los espacios o los plazos de ejecución es la prevención de los problemas de humedades que pueden afectar a la estructura de las construcciones en el futuro. De ahí, que haya que atender a la posible presencia de humedades desde el despacho del arquitecto.

    “La actividad formativa se desarrolla en la Escuela de Arte León Ortega entre grietas y humedades. El director del centro, Antonio García, reclama a la Junta de Andalucía “una gran inversión” para rehabilitar una edificación que presenta grandes deterioros (…)

    La sal, la justa, tanto en nuestro cuerpo como en nuestra casas. ¿También las casas tienen sal? Si, cuando la humedad procede de la tierra, trae consigo problemas más allá del agua que penetra en los cimientos y muros. Y es que el agua que asciende por la construcción viene acompañada por sales disueltas, como los sulfatos, cloruros, nitratos y carbonatos de sodio, potasio, calcio o magnesio, que pueden provocar la caída de revestimientos y pintura.

     ¿Hablamos?