Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

¿Cómo afecta la humedad estructural al norte de España?

Inicio / Blog / ¿Cómo afecta la humedad estructural al norte de España?
Publicado por
en Blog

Eurkadi, La Rioja

La calidad de los materiales y su capacidad de aislamiento, máxima preocupación entre los compradores de la zona norte.

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) organizaba el pasado Marzo un encuentro para hablar sobre el efecto de las termitas en edificios históricos y viviendas, y la previsión de trabajos de prevención y mantenimiento. En la I edición del Congreso Profesional de Tratamiento y Conservación de la Madera, Expocida Madera 2019, se hacía especial hincapié en la presencia masiva de las termitas. Los expertos del simposio señalaban que las condiciones climáticas y el uso de la madera como solución constructiva agravaban los problemas en la cornisa cantábrica y Euskadi.

El propio ANECPLA recomienda, entre otras medidas, el control de la aparición de humedades en viviendas y en caso de inundaciones, secar la zona a la mayor brevedad. Del mismo modo la asociación señalaba que el avance en técnicas de detección y en sistemas mejores de prevención deben ser la primera linea de acción en el futuro. Esa preocupación en la zona norte de nuestro país por la conservación y la prevención frente a las humedades puede parecer lógica.

País Vasco, Cantabria, Navarra y La Rioja se encuentran entre las zonas climáticas C1 y D1. Esto implica que el invierno en la zona es frío y lluvioso y que implica un alto conste enérgico en forma de calefacción. Además del patrimonio histórico, las viviendas utilizan mucha madera y sistemas de aislamiento que comprenden el alto volumen de precipitaciones de la zona.

Los expertos advierten que los materiales de aislamiento sufren mucho desgaste y es conveniente cambiarlos cada cierto tiempo. La delegación norte de Murprotec en España señala que en el norte se cuenta con un parque inmobiliario envejecido. Se sufre más que en otras zonas por la alta precipitación y el deterioro de los materiales.

La celebración, el pasado Septiembre, de las Jornadas Europeas de Patrimonio en la histórica Iglesia de La Magdalena en Tudela (Navarra), parecen refrendar la importancia que se le da en la zona norte a la lucha contra las humedades y el deterioro de los materiales.

La concejala de cultura, Merche Añón, ponía especial énfasis en señalar la importancia de llamar la atención sobre la restauración y la preservación del patrimonio. La iglesia, construida en el siglo XII, ha sufrido varios problemas y ha sido restaurada en varias ocasiones. Este tipo de jornadas ponen en relieve que la prevención y la lucha contra el deterioro aún es una guerra en pleno auge. Más del ochenta por ciento de las intervenciones que realizamos en la zona norte son debidas a deterioro en el material o defectos en la evacuación de aguas.

Los expertos señalan que los diagnósticos preventivos y la búsqueda de las fuentes de las humedades deben ser la primera linea de batalla. No solo para la preservación del patrimonio histórico, sino para la conservación de las viviendas personales.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas