Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Alta tecnología para prevenir daños

España es un país muy rico cultural, histórica y artísticamente. En cada ciudad, por grande o pequeña que sea, pueden encontrarse muestras de tal riqueza patrimonial. Siglos han pasado por ellas, como el viento, la lluvia o las altas temperaturas han hecho mella en cada una de las emblemáticas muestras de nuestra historia. Alguna de las construcciones que caracterizan a los pueblos de la península ya no pueden recibir a turistas o, simplemente, aunque con sus puertas abiertas, no pueden mostrar el brillo y el esplendor que un día tuvieron. No sólo por el paso del tiempo han visto como se iban deteriorando, a este factor hay que sumarle las inclemencias climatológicas y la acción del hombre. Sin embargo, puede que el tiempo y el mal tiempo sean los causantes, en mayor medida, de que hoy muchos de estos monumentos hayan tenido que cerrar sus puertas, estén en riesgo de derrumbamiento o sólo queden de ellos los cimientos.

  29-01-2014 la fundacion santa maria la real monotoriza la catedral pa

En el extremo opuesto, donde se encuentran las construcciones históricas mejor conservadas, se halla la Catedral de Palencia, la cual tras cinco años de vida se conserva en estado óptimo. Es cierto que en los últimos tiempos se han restaurado estancias, cubiertas y espacios singulares; tareas de conservación entre las que destacan el saneamiento de humedades, ya que causan gran daño en el inmueble de alto valor histórico y artístico. Pues bien, la Fundación Santa María la Real de Aguilar de Campoo va más allá y no se conforma con la restauración para seguir manteniendo el edificio en buen estado; sino que, conscientes de la importancia del seguimiento diario y el diagnóstico temprano de problemas como la humedad para la prevención de daños mayores, han puesto en marcha un proyecto consistente en situar unos sensores para obtener una radiografía del estado y la carga ambiental a la que está sometida la catedral.

No se trata más que de utilizar la tecnología para conocer una serie de datos que garanticen la conservación preventiva de los inmuebles de importancia cultural. Además, esta es una manera de ahorrar dinero en manteniendo y en la gestión del día a día de los edificios. Quizá quienes construyeron tales construcciones no eran muy conscientes del tiempo que se conservarían en pie o no pensaron en cómo hacerlas para que permanecieran intactas siglos; ahora está en nuestra mano conservarlas para que generaciones venideras puedan disfrutar de este legado histórico y cultural como nosotros lo estamos haciendo, para ello, es fundamental aprovechar la técnica y los conocimientos que hoy tenemos con el fin de evitar que factores ambientales, como la humedad, no dañe este valioso patrimonio.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Despedida 2016

    Cerramos un año más con otra batalla ganada a las humedades y con la ilusión y la satisfacción de haber ayudado a erradicarlas de miles de hogares, en los que se respira mejor de lo que se hacía. Hemos contribuido a acabar con un capítulo muy molesto para las familias, no sólo por el lado […]

    Humedad relativa. Tipos de humedad

    Los días se alargan y las noches se acortan (hasta el día 21 de Junio, solsticio de verano). Desempolvamos las sillas de la terraza, las tumbonas del jardín y nos frotamos las manos pensando en la playa o la montaña en la que nos relajaremos después de un duro año de trabajo. Sol, buen tiempo […]

    Que la humedad puede ser la causa de muchas enfermedades, sobre todo en niños, no lo decimos nosotros. Esta misma semana, en un medio de comunicación andaluz (andaluciainformacion.com) se hacían eco de la desesperación de una familia que ha tenido que abandonar el sueño por el que han trabajo toda su vida porque éste, materializado […]

     ¿Hablamos?