Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

5 tareas imprescindibles del otoño I

Inicio / Blog / 5 tareas imprescindibles del otoño I
Publicado por
en Blog

Nunca llueve a gusto de todos. En otoño esa frase tiene más sentido que nunca. Mientras algunos lamentan el fin de los días largos y el calor, otros festejan el fin de las noche tropicales y el epitafio anunciado de los mosquitos.

El otoño es una época de cambio. No solo los árboles empiezan a perder sus hojas y el clima se vuelve más revoltoso. Es ese momento en el que el verano se queda atrás y las navidades aparecen en el horizonte.

Tarea

El otoño es ese momento del año en el que aprovechamos para tareas de esas que no gustan demasiado pero que son muy necesarias. Hoy te traemos cinco de esas tareas “imprescindibles” y cómo aprovecharlas para garantizar la salud de tu hogar y la de los tuyos.

Toca cerrar las ventanas

Las noches de calor quedan atrás y ya no es necesario dormir con la ventana abierta. Hay que recordar que en otoño aún hay una gran diferencia térmica entre el día y la noche. Ese pequeño lapso de tiempo que usamos para ventilar la casa puede ser el momento propicio para detectar si las gotas de condensación desaparecen o no.

Una buena oportunidad para detectar un futuro problema de humedades que puede hacer del invierno un lugar más frío en tu hogar.

El cambio de ropa

Es hora de guardar sandalias y chancletas, y traer de vuelta jersey y chaquetas. El cambio de ropa de temporada es el momento idóneo para eliminar toda esa ropa que no nos vamos a poner y para revisar que el textil almacenado no está húmedo ni arrugado. Si es el caso, deberías echar un vistazo para ver si hay alguna mancha o fuga en la pared o el armario.

Limpieza de armarios

Precisamente el cambio de ropa es la excusa perfecta para revisar todo eso que guardamos en altos de armarios y que nunca usamos. La oscuridad y la falta de uso son elementos clave para la aparición de humedades. Aprovecha la limpieza de otoño para asegurarte que tu hogar esta a salvo de humedades.

El edredón sale al rescate

Todavía no hace el frío suficiente como para mirar con anhelo a la calefacción, pero hace el fresco suficiente como para querer taparse un poco. Ese edredón guardado bajo el canapé o almacenado en una caja es la oportunidad para revisar un lugar olvidado del hogarRevisar que no esta húmedo es el salvoconducto para poder dormir tranquilos a salvo de chinches y otros bichos indeseados.

A por las botas de agua y el chubasquero

Solemos guardar las protecciones contra el agua en armarios o lugares que olvidamos durante el verano. Agua y olvido son dos de las palabras favoritas para las humedades. Motivo de más para echar un vistazo al armario de la lluvia. Como siempre aconsejamos desde Murprotec, es importante tener un sistema de prevención que nos alerte ante futuros problemas.

En el caso de las humedades más vale prevenir que buscarse un problema que afecte a la salud de nuestro hogar o nuestra familia.

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas