Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Las humedades nunca están de moda

Inicio / Blog / Las humedades nunca están de moda
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades

En los últimos días estamos asistiendo a jornadas soleadas y a temperaturas agradables, anunciándonos el final del invierno y la llegada de la primavera.

La llegada del buen tiempo y la duración mas extensa de las horas de sol, hacen que nuestros hábitos cambien para adaptarnos a la nueva climatología. Hacer deporte, salir a pasear o simplemente quedar a tomar algo en una terraza, anuncia la primavera y la proximidad del verano.

Colorful clothes on hangers in room

También es una época en la que nos cuesta decidirnos por el tipo de ropa que usamos.

¿Demasiado calor para el abrigo? o ¿demasiado frío para una chaqueta?

Además, los cambios de temperatura son grandes entre la noche y el día, por eso es necesario que rebusquemos entre nuestra ropa de invierno más fresca o, si no contamos con ella, tengamos que ir a buscar nuestra ropa de verano.

Normalmente utilizamos altos de armarios, trasteros o buhardillas para almacenar nuestra ropa de temporada, a la espera de ser utilizada cuando llegue el tiempo adecuado. Sin embargo, esos lugares son propensos a tener problemas de humedades y puede que nos encontremos la desagradable sorpresa de cajas de ropa llenas de manchas oscuras y con mal olor.

En trasteros y buhardillas puede ser que nos encontremos con problemas de humedad relacionados con filtraciones o capilaridad, dependiendo si tenemos un trastero de sótano o de planta alta.

Son espacios que no visitamos habitualmente y es necesario que, cuando lo hagamos, revisemos que las paredes están libres de manchas y que el olor no es desagradable.

En el caso de los armarios, la propia condensación del hogar, debida a las acciones cotidianas como cocinar o ducharse, puede originar problemas de humedades en techos y paredes, que en el caso de los altos de armarios son difíciles de detectar. Si aparecen olores, manchas o los aparatos electrónicos no funcionan demasiado bien, puede ser una señal de un problema de humedades.

Por eso, cuando estés decidido a cambiar tu vestuario de invierno por el de verano, olvídate de tener que cambiar todas las vestimentas por las manchas que tiene la ropa húmeda. No gastes tu dinero con métodos poco eficaces. La única forma de acabar definitivamente con los problemas de humedades es encontrar el origen y dar con la solución definitiva, que nos haga disfrutar de un armario a la última moda.

Presume de vestuario y ponte cómodo ante la llegada de la primavera. Las humedades nunca están de moda.

Entradas relacionadas