Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Remedios que no funcionan: electroósmosis contra la humedad

humedades

Uno de los tratamientos de los que se habla es la electroósmosis, pero, ¿funciona realmente?

¿Qué es la electroósmosis?

 

La electroósmosis es un tratamiento usado para eliminar las humedades. El método cambia la polaridad del elemento afectado por la humedad. Se trata de un fenómeno que mueve las moléculas de agua usando la electricidad en un medio poroso, como puede ser una pared. Supuestamente, al igualar la carga eléctrica ésta hace que los elementos se repelan, con lo que el agua que contiene el elemento afectado sale de él al tener igual polaridad que la pared.

En realidad, la electroósmosis no elimina la humedad

 

Este tratamiento reduce las humedades, pero no acaba con ellas. Además, depende de que la electricidad no falle para que funcione. Si no hay electricidad, la humedad volverá.

Así lo afirma el Building Research Establishment, en cuyo estudio Entendiendo la Humedad: Efectos, Causas, Diagnóstico y Tratamientos afirma que:

Existen dos tecnologías distintas: activa y pasiva, ninguna de ellas ha sido aprobada por ningún laboratorio reconocido. Por ahora, el mayor número de sistemas utilizados son los pasivos, es decir,  los que no reciben electricidad

Este mal llamado tratamiento no funciona porque, junto con él se utiliza un “revoco” que es lo que hace que la humedad no aparezca temporalmente, enmascarando y falseando los resultados. Hay que tener en cuenta que la fuerza del agua es muy superior a la de la pared, y, al final, las humedades vuelven a aparecer, y en ocasiones no solo no repele el agua, sino que aumenta su fuerza aumentando la gravedad del problema.

Además, el funcionamiento es muy limitado, solamente se aplica a las humedades por capilaridad, y es un tratamiento que se ha quedado obsoleto precisamente por su poca efectividad.

¿Por qué gastar dinero en un remedio inútil?

 

Es perfectamente comprensible que ante un problema serio de humedades caer en la trampa de remedios que lo que hacen es enmascarar temporalmente el problema, confiando en el buen hacer de los profesionales. Pero es importante tener en cuenta que una solución temporal es un tratamiento que no funciona, y que te va salir muy cara.

¿No es mejor eliminar el problema de forma definitiva?

 

MURPROTEC lleva más de 60 años luchando contra humedades por capilaridad, filtración y condensación con resultados inmejorables, poniendo a tu disposición los mejores tratamientos exclusivos y a los mejores profesionales. Realizamos un tratamiento personalizado y definitivo para cada necesidad.

¿A qué esperas para acabar definitivamente con esas humedades tan peligrosas para la salud y tan antiestéticas? ¡Contacta con nosotros!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    arreglar humedade

    Que lo barato sale caro no es ninguna frase vacía, es la pura realidad. A lo largo de nuestra vida se nos aparecen ofertas inmejorables y gangas increíbles que, al final, lo único que consiguen es que nos gastemos el dinero en ellas para, al cabo de poco tiempo, quedar decepcionados y terminar por recurrir […]

    peligros del gas radon

    Ya se comentó hace justo un año en el medio El Confidencial: “La Unión Europea ha dictaminó el pasado año que la exposición constante al radón conlleva un grave riesgo para la salud. Después de 30 años de análisis científicos y estudios de laboratorio, la UE obligará a España a partir de este presente año, […]

    Las chaquetas, los paraguas y los chubasqueros han vuelto a nuestras vidas. Aunque pueda parecer que ya estamos en pleno invierno, nada más lejos de la realidad. Tendremos que esperar casi hasta el inicio de las Navidades para recibir oficialmente la estación más fría del año (el invierno comienza el 22 de diciembre). La cruda […]

     ¿Hablamos?