Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Problemas subterráneos

Es muy frecuente relacionar el origen de los problemas de humedad con la lluvia. Cuando una mancha oscura aparece en la esquina del techo de alguna habitación de nuestra casa o cuando las ventanas parecen chorrear agua siempre mirados al cielo, culpando a los chaparrones de estas circunstancias. Más de lo mismo cuando la pintura de las paredes, da igual si en piso de arriba o en el sótano, empieza a caer o si un olor desagradable se hace dueño de la vivienda. De nuevo, la responsabilidad recae sobre un período lluvioso.

image001

Sin embargo, aunque sea cierto que la lluvia puede ser el causante de numerosos problemas de humedad en el hogar, los que afectan a la estructura de la vivienda, por raro que pueda parecer, provienen del suelo. Es la acumulación de agua en el terreno sobre el que se cimenta la construcción y el que la rodea la que provoca dañinos y perjudiciales efectos en los edificios. Más allá del mal olor, la aparición de moho o el vaho, este tipo de humedad es el que puede dar lugar, en el peor de los casos, a la pérdida de la capacidad de carga de los muros hasta la mitad, cortocircuitos o algún que otro efecto irreversible.

Y es que todo el agua procedente de la lluvia, o no, se acumula en la tierra, humedeciéndola y, en aquellos casos en los que la construcción no cuenta con la impermeabilización adecuada, tal humedad penetra en el interior de los cimientos y muros del edificio mojando y debilitando todo lo que se encuentra en su paso. Porque aunque el agua de la lluvia se quede en el terreno, ésta vuelve a ascender haciendo de las paredes su vehículo. Comienza así un camino de subida en el que, a largo plazo, va deteriorando tanto los materiales de construcción como la instalación eléctrica que se encuentra en el interior de los muros.

image003

Todo ello, por supuesto, con sus correspondientes daños colaterales, como cortocircuitos, desconchones en la pared o, aunque no se vea, paredes más débiles. Eso sí, por más débiles que sean los muros y fuertes los problemas de humedad, Murprotec tiene los tratamientos adecuados para poner fin de una manera eficaz y para siempre tanto a los daños colaterales como a la raíz. Ahora bien, la humedad debe proceder del suelo y para diagnosticar y verificar este supuesto también estamos nosotros, pues nos conocemos todos los escondites de la humedad.

 

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Restaurar muebles es una afición que cada día gana más adeptos. El deterioro debido a humedades y falta de preservación son los problemas más habituales en los muebles a restaurar. Utilizar nuestro tiempo en restaurar muebles dañados es una afición satisfactoria que, además, puede mejorar la salud y confort de nuestros hogares. Existen algunas consideraciones a […]

    ácaro humedades

    Se llama humedad ambiental a la cantidad de vapor de agua que hay en el aire. Se puede reflejar de dos maneras, la humedad absoluta, que es la cantidad de vapor de agua que se encuentra por unidad de volumen en el aire de un ambiente y la humedad relativa, que se traduce en la […]

    La humedad por capilaridad es aquella que viene desde la tierra. Es decir, el terreno sobre el que está construida una vivienda, por lo general, contiene agua. Algo totalmente lógico si se tiene en cuenta la naturaleza del suelo, que contiene la humedad propia de las raíces de la vegetación y donde se concentra el […]

     ¿Hablamos?