Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

¿Pensando en cambiar de vivienda?: Atento a los problemas de humedades

El mercado inmobiliario de nuestro país obedece a una serie de factores, conocidos por todos, que van sufriendo cambios: la economía, la demanda o la ubicación. Son asuntos importantes sobre los que no podemos tener mucha incidencia. Pero sí hay otros aspectos que son importantes a la hora de comprar un inmueble y que podemos tratar de mejorar si tenemos la idea de vender nuestra vivienda para buscar otra que se ajuste más a nuestras necesidades.

¿Estás pensando en comprar o vender tu vivienda? Quizá esto te pueda interesar.

¿Pensando en cambiar de vivienda?: Atento a los problemas de humedades

Todos sabemos que el tamaño de una casa y la ubicación son determinantes a la hora de fijar un precio, pero no podemos dejar de lado otros aspectos como el estado de mantenimiento. Muchas veces la idea que se tiene es que este tipo de factores no afectan tanto al precio, pero es totalmente real que pueden hacer que la casa sea menos “atractiva” para la compra.

La presencia de humedades puede considerarse un problema menor y fácil de solucionar, por lo que muchos propietarios no se deciden a solucionar estos problemas antes de poner a la venta su vivienda. Y lejos de ser así, los malos olores, la presencia de manchas de humedad o de moho y los problemas de condensación pueden echar para atrás a cualquier comprador. Además la presencia de grietas en techos y paredes o suelos deteriorados pueden ser indicadores de problemas graves en la estructura de la vivienda.

Lejos de no influir en el precio, este tipo de desperfectos pueden ocasionar que el valor del inmueble descienda hasta un 35% sobre su valor inicial. Además, si los problemas de la vivienda provienen debidos a condensación, filtraciones o capilaridad, la solución puede ser difícil y costosa si no se trata a tiempo. Y no solo eso, este tipo de situaciones pueden acarrear dificultades (incluso jurídicas) a los propietarios, si no ponen medios para la solución definitiva de dichos asuntos. Vender un inmueble con patologías estructurales es un tema que puede traernos disgustos desagradables.

¿Qué podemos hacer para que nuestra vivienda sea vendida en las mejores condiciones estructurales y de higiene?

Como siempre aconsejamos, tratar los problemas de humedades en su origen es la mejor de las soluciones. En Murprotec llevamos muchos años dedicándonos a conseguir hogares tranquilos y libres de humedades. Simpre tratamos de aconsejar el método más adaptado a la situación de cada persona, porque sabemos la importancia de soluciones personalizadas y sobre todo, definitivas, que eliminen los problemas de raíz.

Vende tu casa con total confianza (y al mejor precio) y disfruta de tu nuevo hogar con tranquilidad.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Descansar bien por las noches es esencial para mantenerse activo en el día a día, una de las consecuencias de no hacerlo son las humedades. Hacer frente a este problema no siempre es fácil, pero es necesario eliminarlas antes de que perjudiquen gravemente a nuestra salud y descanso. Murprotec España, 10 de febrero de 2019. […]

    deshumidificadores

    Hartos de que el frío entre por las ventanas, los cristales se empañen, desconchones en los techos o las machas de moho en paredes, los deshumidificadores se convierten en una herramienta rápida y asequible para solucionar los problemas de humedades estructurales en viviendas u oficinas y acabar con el malestar de aquellos quienes las padecen. […]

    navidad Murprotec

    Las Navidades suelen ser fechas de reuniones en familia y amigos. Nuestros hogares se convierten en esta época del año en lugares de encuentro, almuerzos y cenas. Por lo que conviene tener nuestra casa perfecta para recibir a los invitados. Aunque en algunos casos puede resultar toda una odisea. Por ejemplo, la presencia de moho; […]

     ¿Hablamos?