Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

La solución está en los profesionales

En una época de estrechuras económicas como en la que nos encontramos nos empeñamos en ser nosotros mismos los que arreglemos los problemas domésticos, resistiéndonos a acudir a los expertos en cada caso. Un enchufe que deja de funcionar, allá que vamos con la caja de herramientas y lo desmontamos convencidos de que sabremos ponerlo en marcha de nuevo. Lo mismo con un grifo o cisterna que gotea, una pared empapelada que parece repeler el papel o unos azulejos que se ahuecan anunciando su próxima caída. Para todo, creemos tener la solución. Nos bastan unos pocos instrumentos y alguna búsqueda en Google.

keywords

Desengañémonos, a no ser que seamos muy manitas, seguir el hilo de una conversación en Yahoo o Forocoches, acercarnos a una ferretería a por el material y remangarnos ante el problema no basta para ponerle remedio a ese problema que nos amarga la estancia en casa. Es más, incluso cuando recurrimos a nuestro padre o a ese cuñado paciente y apañado, que parece que todo lo arregla, a menudo su parche se despega y vuelve a aflorar la avería. Por ello, para no poner en riesgo las relaciones familiares ni el buen estado de nuestra vivienda, es mejor levantar el teléfono y llamar a los profesionales de verdad. De esta forma, las comidas de los domingos y las cenas de Navidad seguirán siendo cordiales y, por qué no, ayudaremos con nuestro granito de arena a desatascar la economía y mover un poco el consumo.

Es cierto que hay problemas y problemas, no es lo mismo una puerta que chirría a un baño con vaho en los cristales permanentemente o un sótano cuyo pintura no para de caer. En los últimos casos el inconveniente viene de algo más profundo, que puede tener consecuencias más graves para la casa y sus habitantes que un molesto ruido al abrir la puerta del garaje. Afinando un poco, se trataría de la condensación por exceso de humedad en el baño o de una corriente de agua que sube del suelo por los muros de la casa empapando las paredes el germen de estos inconvenientes.

En este sentido, además de encontrar a la empresa adecuada para que erradique el problema, también es importante que los profesionales de la construcción tengan en cuenta la procedencia y los síntomas y las consecuencias del exceso de humedad en los edificios para poder prevenirlos. Con este objetivo, Murprotec viene realizando por toda España jornadas de formación en las que los profesionales del sector y los experto antihumedad de las empresas comparten problemas y soluciones a este respecto. El último encuentro ha tenido lugar en Oviedo este jueves (24 de octubre) donde los aparejadores y arquitectos de la región han podido actualizar sus conocimientos al tiempo que los compañeros de Murprotec han ahondado en los problemas que con más frecuencia afectan a los hogares de la zona.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Existen varios tipos de humedad estructural, todas perjudiciales para la conservación de las construcciones; sin embargo, son las provocadas por capilaridad la patología más grave que puede sufrir una edificación

    Hoy es el Día Mundial del Medio Ambiente. Este día, las personas debemos sensibilizarnos en relación a temas ambientales, convirtiéndonos en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo. A muchos de nosotros nos gusta conocer el tiempo que nos espera para el día y para la semana. El parámetro por el que nos guiamos para […]

    El mundo está lleno de rincones especiales. Unos por su luz, otros por los colores que lo visten; los hay evocadores, favoritos entre nosotros por lo que nos recuerdan o nos hacen soñar; también hay lugares que nos gustan por la tranquilidad, la paz o el sosiego que en ellos se respira; algunos están lejanos, […]

     ¿Hablamos?