Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

A la electricidad le da miedo el agua

Las calabazas ya están preparadas, las cestas con caramelos en la puerta de casa y los niños más atrevidos con los disfraces puestos. Halloween empieza a asustar, después de que telarañas, brujas y esqueletos estén ocupando los escaparates ahora salen a la calle. Unos reirán y otros llorarán. Muchos estarán en casa pensando en el miedo que van a pasar sus hijos, sus nietos o ellos mismos al encontrarse un zombi compartiendo vagón de metro. Otros, al mismo tiempo, también estarán temblando, pero por motivos muy diferentes. Diferentes aunque igual de terroríficos; el mismo miedo provocan personajes como Frankestein que una chispa que salta de un enchufe.

keywordsprincipal.

Mientras unos vienen del más allá, los otros tienen una procedencia mucho más material y localizable. Más aún si los cazafantasmas encargados de dar con el por qué de los problemas en la instalación eléctrica cuentan con las armas proporcionadas por Murprotec. Al mínimo chispazo, caída de los plomos o avería relacionada con la electricidad, estos profesionales acuden al lugar del siniestro con un objetivo muy claro: determinar si el edificio cuenta con la presencia o no de un fantasma con demasiados efectos secundarios.

Se trata de la humedad, ese fenómeno igual de intangible que los espectros que salen a pasear en Halloween, pero con consecuencias más peligrosas que el miedo. Es el caso de la electricidad y el agua -por todos es sabida la incompatibilidad que hay entre ambos-. Desde pequeños, todos sabemos el riesgo que podemos correr si derramamos agua en un enchufe, por ejemplo; pero, ¿qué pasa cuando no contralamos el agua del interior de la vivienda? Sencillo, empezamos a sufrir un problema de humedad que puede provocarnos, en el peor de los casos, un incendio por el daño que un muro mojado puede llegar a hacer en los sistemas de electricidad de los hogares.

keywordsprincipal.

Y es que por raro que pueda parecer, la humedad que notamos en nuestra casa no es generada tan sólo en su interior, o en el exterior debido a la lluvia; en las entrañas de las construcciones, el agua se mueve por los muros empapando en ocasiones la instalación eléctrica que en ella se halla. Al final, va a resultar que los seres de ultratumba no van a ser tan diferentes de las humedades. Ambos pueden aparecer de la tierra y, quien los sufra, ya sabe que los dos pueden asustar al mismo nivel.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    dolor de cabeza Murprotec

    Cuando los primeros síntomas derivados del exceso de humedad se asoman a nuestro hogar, los quebraderos de cabeza comienzan a aflorar. Preocupaciones, nerviosismo, incertidumbre y en algunos casos angustia, entran en escena, todos ellos concentrados en nuestra cabeza insistiéndonos en que debemos encontrar una solución rápida y efectiva que elimine de una vez por todas […]

    La humedad por capilaridad es aquella que viene desde la tierra. Es decir, el terreno sobre el que está construida una vivienda, por lo general, contiene agua. Algo totalmente lógico si se tiene en cuenta la naturaleza del suelo, que contiene la humedad propia de las raíces de la vegetación y donde se concentra el […]

    Aunque Andalucía disfruta de un clima mediterráneo templado y sus principales distintivos son veranos secos, calurosos e inviernos de temperaturas suaves, lamentablemente es una de las comunidades más afectadas por las humedades estructurales. Los principales problemas de humedades que afectan en Andalucía están provocados por el elevado nivel freático del suelo (nivel de proximidad del […]

     ¿Hablamos?