Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Peligro! Así condiciona tu salud la mala calidad del aire en las oficinas.

Calidad del aire en las oficinas

 

Que la calidad del aire de nuestros hogares nos preocupa, es algo que innegable. Al fin y al cabo, se trata de un lugar en el que pasamos gran parte de nuestro tiempo y que puede afectar a nuestra salud y a la de nuestros seres queridos. Pero si nos paramos a analizar nuestros hábitos con detenimiento, y dónde pasamos más tiempo, en muchas ocasiones la oficina se pone a la cabeza dejando a los hogares en un segundo lugar. Por este motivo, es importante tener en cuenta la calidad del aire en los espacios de trabajo.

 

¿Qué factores pueden influir en la calidad del aire de nuestra oficina?

 

Una calidad del aire adecuada nos permite sentirnos confortables a la hora de realizar nuestro trabajo, algo que además de hacernos ganar en salud, también es importante para la productividad.

Sobre la calidad de aire de nuestro lugar de trabajo pueden influir dos factores:

  • Los que tienen un origen químico y biológico, por lo que la ventilación es una máxima y se hace indispensable.
  • El ambiente térmico del espacio de trabajo. La temperatura juega un papel muy relevante ya que, por ejemplo, al aumentar la temperatura se favorece la volatilidad de ciertos compuestos químicos.

Es muy complejo valorar los problemas derivados de una mala calidad del aire en oficinas porque es difícil identificar las fuentes del problema, la inespecificidad de los síntomas y la frecuente multicausalidad.

 

Las causas de la mala calidad del aire en las oficinas

 

Ya hemos hecho referencia a que una mala calidad del aire puede deberse a factores de origen químico (como compuestos orgánicos e inorgánicos, presentes en el aire como el polvo en suspensión) o biológico (mohos, esporas, bacterias o ácaros).

Y que el factor físico del ambiente térmico, como la temperatura, la humedad y la velocidad del aire, también juega un papel destacado.

Ahora nos vamos a centrar en mostrarte cómo se clasifican los compuestos químicos presentes en el interior del aire:

 

  • MUY VOLÁTILES (COMV): como el formaldehído, el ozono, el cloro, el monóxido de carbono (CO), el dióxido de nitrógeno (NO2) y otros gases de combustión.
  • VOLÁTILES (COVs): disolventes como aldehídos, alifatos, alcoholes, compuestos aromáticos, glicoles, cetonas, terpenos, etc, y partículas en suspensión y fibras.
  • SEMI VOLÁTILES (COSV): compuestos orgánicos poco volátiles y persistentes como biocidas, fungicidas, pesticidas o retardantes de la llama, así como metales pesados. Estos componentes, aunque pueden ser detectados suspendidos en el aire, suelen encontrarse mayoritariamente en el polvo, tanto en suspensión como sobre superficies de los espacios interiores.

¿Sabrías decirnos cuáles son los principales contaminantes del aire en el interior de una oficina? No te preocupes, te lo vamos a contar. Echa un vistazo:

  • Alérgenos: como el polen, pueden agravar problemas respiratorios y provocar tos
  • Monóxido de carbono CO y dióxido de nitrógeno NO2
  • Humedad: ciertas bacterias y hongos pueden crecer en espacios sin suficiente ventilación provocando problemas respiratorios. Por este motivo, siempre destacamos la importancia de la ventilación.
  • Sustancias químicas: productos de limpieza, pinturas son sustancia con fuertes olores que pueden provocar dolores de cabeza incluso náuseas.
  • Radón: la inhalación de este gas radiactivo es muy perjudicial para los pulmones.

 

Como trabajador ¿cómo me puede afectar si mi oficina tiene una mala calidad del aire?

Una buena calidad del aire es sinónimo de salud por lo que no disponer de una calidad adecuada puede ser perjudicial y provocar algunos de estos síntomas:

  • Síndrome del Edificio enfermo. Es decir: dolores de cabeza, irritación, congestión y fatiga.
  • Reacciones alérgicas.
  • Irritación. Sequedad o picazón en los ojos, nariz y garganta.
  • Infecciones y fiebre.
  • Luminosidad: dolor de cabeza o vista cansada.
  • Ruido y vibraciones: dolor de cabeza o hipertensión.

Por eso, una vez más, reiteramos la importancia de las medidas de ventilación para que tu oficina sea un lugar seguro.

 

Consejos para garantizar una calidad óptima del aire interior en oficinas

 

Lo más importante, volvemos a repetirnos, para garantizar una buena calidad del aire en el entorno laboral es tener una buena ventilación, no importa si es natural o mecánica.

La ventilación que tiene lugar a través de ventanas, puertas e incluso rendijas y grietas del edificio, es la que conocemos como natural. Y se da gracias a las diferencias de presión o de temperatura entre el interior y el exterior de los edificios. Pero no siempre es posible realizar una ventilación natural y en este punto es donde entra en juego la ventilación mecánica. Ésta requiere de un sistema de conductos que transportan el aire hasta los recintos a ventilar y unos ventiladores que los impulsan el aire a través de los mismos.

Estas dos ventilaciones, no solo proporcionan oxígeno y diluyen los contaminantes, además pueden ayudar a regular las condiciones de temperatura y humedad en una oficina.

Cuando se trata de una ventilación mecánica, para poder suministrar aire tratado, limpio y con una temperatura y humedad determinadas, lo normal es utilizar el sistema de ventilación – climatización. Si tu oficina dispone de un sistema de climatización independiente, deberías instalar filtros al aire acondicionados que sean adecuados.

Para conocer más a fondo cómo te puede ayudar la ventilación mecánica a mejorar la calidad del aire te animamos a que leas este caso de estudio que realizamos en un colegio para que descubras cómo puede ayudarte una Central de Tratamiento de Aire (CTA).

 

¿Cómo asegurarte de que tu sistema de ventilación es eficaz?

 

Si tu oficina ya cuenta con un sistema de ventilación, es importante que te asegures de que es eficaz. A continuación, te detallamos algunas de las características que debe reunir para asegurarte de que es efectivo:

  • El caudal de aire que se aporta debe ser suficiente para conseguir unas características de aire satisfactorias, en función de la generación de los contaminantes interiores.
  • El caudal de aire extraído se debe suplir, al menos, con el aire administrado.
  • Se debe conocer el recorrido que realiza el aire. Las entradas y salidas deben adecuarse para que el aire limpio recorra el recinto.
  • El aire extraído no debe volver a incorporarse en el local u oficina. Para ello es importante conocer el emplazamiento de las tomas de aire, que deben estar protegidas y lo más limpias posibles, además de alejadas de otros focos contaminantes.

 

¿Te gustaría conocer el nivel de la calidad del aire de tu lugar de trabajo?

 

Lo mejor en estos casos es contar con profesionales que se encarguen de verificar la calidad del aire de tu empresa mientras tú dedicas el tiempo a tu trabajo. En Murprotec te realizamos un diagnóstico gratuito para averiguar el nivel de calidad del aire de tu oficina que te permitirá saber si su calidad es óptima, algo que te permitirá trabajar tranquilo, o en caso negativo tomar las medidas oportunas para solucionarlo ¡Pregúntanos!

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Este es un grito de socorro que muchos padres se ven obligados a dar al ver que la habitación de sus hijos está contaminada: “SOS, mis hijos no pueden respirar”. La Red está llena de foros donde desesperados padres, tras probar de todo, no son capaces de eliminar el problema que dificulta la estancia de […]

    Los problemas de humedades son un quebradero de cabeza estructural. No solo las podemos observar en estructuras tales como viviendas o edificios públicos, sino en monumentos, estructuras viales y mobiliario. Se estima que uno de cada tres edificios sufre de humedades en algún punto de su ciclo de vida. Como suele ocurrir en los casos […]

    Problemas de humedad y factura de la luz

    En pleno debate por el precio de la luz en nuestro país, y con un tiempo climatológico poco predecible, la factura de la luz de nuestro hogar ha pasado a ser una de las prioridades a revisar para controlar nuestra economía doméstica. Cuando es elevada, nuestras miradas tienden a los grandes focos de gasto de […]

     ¿Hablamos?