Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

¿A quién reclamo las humedades?

seguros de la vivienda

Los efectos de las últimas lluvias y el tremendo impacto de las borrascas aún ocupan buena parte de las noticias. Tarde o temprano las noticias pasarán a la hemeroteca, pero las consecuencias de las lluvias aún seguirán presentes. Uno de los daños colaterales de las lluvias torrenciales y sus efectos, es su influencia sobre los seguros y la reparación de los daños. Cuando ocurren fenómenos de esta índole:

¿A quién debemos reclamar?

En primer lugar hay que leer bien las cláusulas de nuestro seguro y establecer qué tipo de fenómenos cubre nuestra póliza. En la mayoría de casos los eventos de este tipo suelen ser cubiertos, aunque no está de más que nos informemos. En el caso de estar en una vivienda de alquiler es importante solicitar al arrendador la póliza para realizar la comprobación.

Lo segundo, y muy importante, es determinar el origen del problema. Aunque estamos hablando del efecto de las lluvias, sucede lo mismo en el caso de malos olores o manchas de humedad. Hay mucha diferencia entre encontrar el origen en nuestra vivienda, o debido a un desperfecto en una zona o instalación común.

También hay que ser muy consciente de que el origen debe ser muy bien establecido. En el caso de filtraciones, problemas de humedades y desperfectos debidos al efecto del agua, hay que tener en cuenta que el origen no siempre es evidente.

En muchas de las intervenciones que realizamos el origen de la humedad está lejos del punto donde se crean los problemas.

En el caso de humedades por filtraciones laterales y, sobre todo, por capilaridad, el punto desde donde se filtra el agua puede estar alejado de la zona donde encontramos las goteras, las manchas o ese molesto olor a humedad. Encontrar el verdadero origen del problema es primordial. Los seguros establecen las pólizas en base al origen del daño y al responsable de la zona o instalación que ha producido el problema.

Una filtración originada por el paso de agua desde un jardín común deberá ser requerido a través de la comunidad en el caso de una vivienda de alquiler o en propiedad si es un edificio de vecinos, o al propio seguro si es una vivienda unifamiliar. En cualquiera de los casos establecer el origen mediante un peritaje profesional es una garantía ante las pólizas de seguros.

Los informes periciales son muy solicitados por los seguros a fin de contemplar los diferentes escenarios. Nuestros técnicos son especialistas en este tipo de informes.

Una vez determinado el origen, con un informe de un perito profesional, es momento de efectuar las reclamaciones pertinentes en base al problema, la póliza y el responsable de las reparaciones. Hay que tener en cuenta que en el caso de las viviendas del alquiler, los daños derivados de problemas en la vivienda deben ser  solventados por el arrendador, salvo que el daño se haya originado en una zona común. En ese caso la responsabilidad corre a cargo del propietario del edificio y debe ser reclamado por la comunidad de vecinos.

Los problemas llegan, en forma de tormentas o simples malos olores. Darles solución requiere de paciencia y el trabajo de los profesionales que pueden ayudarte a llegar a buen puerto.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Cuando en casa tenemos un problema de humedad estructural que está afectando a las paredes, los enchufes y las conexiones eléctricas que tenemos en ellas, se ponen en peligro y pueden suponer riesgos de electrocución, crear cortocircuitos, e incluso, provocar incendios.

    A la caída del revestimiento de las paredes o los desconchones de pintura habría que sumar también la posibilidad de que el yeso o la escayola del techo se estropeen, a causa de la presencia de humedad en la construcción, hasta el punto de provocar su desprendimiento. Ahora bien, ésta sería una consecuencia en última instancia, ya que antes podrían verse signos como manchas de moho o grietas en el material. Y es ahí, ante la aparición de los primeros síntomas cuando hay que actuar, con el fin de evitar males mayores.

    A un mes del inicio de la primavera hay quienes ya han empezado a planificar la pintura del hogar, la limpieza de las fachadas o las reparaciones o reformas del hogar que con el frío y las lluvias del invierno han ido aplazando. Del mismo modo que a nivel doméstico fijamos las obras y limpiezas […]

     ¿Hablamos?