Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

La solución DEFINITIVA a las humedades en las paredes

La humedad es uno de los problemas más comunes en las paredes de nuestra casa, tanto en el interior como en el exterior. Lidiar con las filtraciones de agua para mantenerlas en el mejor estado posible es algo indispensable hoy en día.

Ahora te presentaremos varias soluciones para la humedad en las paredes. No obstante, antes deberíamos conocer los tipos que existen.

Pared con humedades

 

¿Qué tipo de humedad está afectando a mi pared?

Lo primero que deberíamos hacer es identificar la naturaleza de la humedad para poder tratarla convenientemente. Dichas humedades comparten muchos puntos en común, como el desgaste de las paredes que implica que pierdan fuerza y que la estructura peligre junto a la vida de los habitantes de la casa.

No obstante, podemos clasificar en 4 tipos las humedades en las paredes más frecuentes:

Humedades por rotura de tuberías

Este tipo de humedad se autodefine a sí misma. Viene dada por un problema técnico y su solución, en la gran mayoría de casos, es reparar la tubería en mal estado. Tras esto, normalmente, la humedad debería desaparecer con el tiempo.

Humedades por capilaridad

La humedad por capilaridad viene dada por el contacto con el agua que tiene de forma natural la tierra. La pared, al ser una construcción porosa, permite que el agua se filtre por los cimientos provocando los conocidos ”capilares” de las paredes. Pulsa aquí si quieres conocerlas con más detalle.

Humedades por condensación

Esta viene dada por el hecho de que se esté realizando una actividad cerca que produzca vapor de agua y la habitación no tenga una buena ventilación.

Una estancia en la que nos duchamos, hacemos deporte o cocinamos puede tener problemas de humedad de este tipo si no tenemos un sistema para ventilarla.  Pulsa aquí si quieres conocerlas con más detalle.

Humedades por filtración de agua

Este tipo de humedades son las más delicadas. La causa de la humedad es debida a que hay una corriente de agua que pasa cerca de los muros de la estancia y se infiltra.

Estas humedades por filtración suelen darse en estancias por debajo del nivel del suelo y se pueden detectar cuando empezamos a ver manchas de humedad en las paredes o pequeñas inundaciones.

Hay que tener mucho cuidado con estas humedades ya que pueden extenderse rápidamente y provocar problemas a los muebles de la estancia si no se tratan con celeridad.  Pulsa aquí si quieres conocerlas con más detalle.

 

LA SOLUCIÓN

Una vez identificado el tipo ya podemos decidir cuál es la mejor solución que podemos tomar para realizar el mejor tratamiento de humedad en las paredes. Te recomendamos que contactes con nosotros para que te ayudemos a identificar el origen correctamente, ya que este primer paso es fundamental.

Solución para paredes con humedades por rotura de tuberías

Esta es la más sencilla, aquí no podemos usar productos para paredes con humedad (Realmente sí, pero ahí no reside la solución). Lo que deberemos hacer es llamar al fontanero para que nos arregle la tubería y esperar a que poco a poco desaparezca. Si la humedad no desaparece es muy probable que la humedad tenga otro origen.

Solución para paredes con humedades por filtración

La principal solución para evitar la humedad es realizar una obra en la zona pertinente para evitar el filtrado de agua. Tras esto la humedad debería desaparecer de la misma forma que con la rotura de tuberías.

Solución para paredes con humedades por condensación

Aquí la solución es bastante sencilla también, debemos ventilar la habitación correctamente para que la humedad cese.

Solución para paredes con humedades por capilaridad

Entramos ya en terreno pantanoso, nunca mejor dicho. Esta es la más compleja de solucionar y muchas veces se requiere de una reparación de la pared exterior para solventarlo. Hay varios métodos para solucionar este tipo de humedades:

  • Resinas Hidrófugas: Este tratamiento de humedad para las paredes se fundamenta en el uso de la resina, inyectándola en los poros de la pared para crear una capa que la impermeabiliza.
  • Morteros Transpirables: Esto es una idea para forrar una pared con humedad a grandes rasgos. Dicho forro se hace con una mezcla similar al cemento que impermeabiliza la pared.
  • Deshumidificación electro física: Este método es el más largo (Requiere de 6 meses a 3 años para eliminar la humedad) y se fundamenta en la inversión de las polaridades electrónicas para detener la absorción del agua.

 

Ya he acabado con el origen de la humedad… ¿Y ahora qué?

Una vez ya hemos mitigado la propagación de la humedad es muy posible que nuestra pared haya quedado manchada. Es cierto que el origen de la humedad ya no existe, pero el daño ya está hecho, así que toca curar las paredes de la mejor forma posible. Para esto podemos decidir entre varias opciones:

  • Tapar humedades de las paredes: Hacer uso de pinturas antihumedad o pinturas bituminosas junto a productos anti moho y anti manchas para tapar la humedad mientras esta desaparece.
  • Uso de productos para humedad: Como por ejemplo la masilla plástica para arreglar los desconches que hayan aparecido en la pared.
  • Aplicar materiales aislantes: Como el vidrio celular o el corcho aglomerado que ayudan a aislar la pared de la fuente de la humedad.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    Aunque Andalucía disfruta de un clima mediterráneo templado y sus principales distintivos son veranos secos, calurosos e inviernos de temperaturas suaves, lamentablemente es una de las comunidades más afectadas por las humedades estructurales. Los principales problemas de humedades que afectan en Andalucía están provocados por el elevado nivel freático del suelo (nivel de proximidad del [...]

      En muchas ocasiones no somos conscientes de que la humedad es un mal real que amenaza a nuestro bienestar y el de toda nuestra familia, hasta que vemos las manchas arrasando con nuestros hogares. El problema es que hasta que no aparece nos olvidamos de tomar las medidas preventivas que nos protegerían de padecerlas. […]

    Llegar a casa después de la jornada de trabajo, acomodarse en el salón para descansar un poco y encontrarse con una estancia fría, con corrientes de aire que la calefacción es incapaz de calentar; preparar un baño relajante, mirar al techo o a la pared y encontrar manchas de mogo; incluso, abrir el armario y que éste desprenda mal olor, olor a humedad. Son problemas más comunes de lo deseado, problemas de humedad en la vivienda, que convierte el hogar en un lugar incómodo, con cierto aspecto insalubre.

     ¿Hablamos?