Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Cómo acabar con el temido y silencioso gas radón

Cta-min

El radón es un gas que se produce de manera natural en el subsuelo, no tiene ni color ni olor y se da tanto en el interior como en el exterior debido a las corrientes de aire. En las viviendas, se alcanzan concentraciones más elevadas en plantas que tienen un contacto directo con el terreno, como pueden ser los sótanos o garajes. Se produce mayor cantidad de gas radón en zonas graníticas y las comunidades con mayor riesgo son Galicia, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid y ciertas zonas de Castilla La-Mancha.

El principal problema es que el radón no emite olor, no se ve y sus efectos, a corto plazo, no producen dolor y es tremendamente perjudicial.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre el 3% y el 14% de los tumores pulmonares están provocados por la inhalación de radón, posicionándose como la segunda causa del origen de los mismos, por detrás del tabaco.

Una solución definitiva a un problema “invisible”

Este gas, al ser de origen natural, es inevitable e impredecible. Por esto, la tecnología de la Central de Tratamiento de Aire (CTA) de Murprotec se convierte en una herramienta infalible contra este elemento cancerígeno.

Aunque la principal función de la máquina CTA es acabar de forma definitiva con los problemas de condensación de una vivienda, su innovador sistema encaja perfectamente para purificar el aire y luchar contra el gas radón.

La CTA es un sistema de ventilación mecánica forzada con módulo integrado de precalentamiento del aire.  Es un sistema exclusivo y patentado de fabricación europea y su principio de funcionamiento es similar a la respiración pulmonar humana. La CTA aspira aire nuevo tomado del exterior, lo filtra y lo insufla forzado en la vivienda, generando una débil sobrepresión. Gracias a esto el aire se propaga en todo el volumen de la casa, lo cual permite al sistema ventilar y sanear el 100 % del volumen interior, expulsando al exterior el aire contaminado.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    “Las vacaciones de verano son las más propicias para cambiar a los niños que durante todo el curso llenan las aulas de los colegios por obreros que dejen en las mejores condiciones estos espacios para los pequeños. (…) El muradeño fue el espacio que visitó ayer la edil Rosa Martínez, quien comprobó ‘in situ’ el mal estado en que se encuentran, en especial, las aulas del pabellón de Infantil que datan del año 1980 y en las que se ubicó el primer centro escolar de esta partida rural. Las humedades afloran por las paredes, los niños tienen calefactores para calentarse en invierno y los sanitarios no están adaptados a la altura de los habitantes de esos espacios.” (Fuente: Laverdad.es)

    La humedad ambiental es uno de los peores enemigos de la bronquiolitis infantil, una enfermedad respiratoria aguda frecuente en los primeros años de vida. Esta dolencia, que afecta a la parte final de los bronquios inflamándolos y obstruyéndolos, es más frecuente durante el invierno y principio de la primavera, pues el frío y las lluvias aumentan las posibilidades de que la humedad ambiental ascienda tanto dentro como fuera de nuestras casas y agrave el estado de la infección.

    “La actividad formativa se desarrolla en la Escuela de Arte León Ortega entre grietas y humedades. El director del centro, Antonio García, reclama a la Junta de Andalucía “una gran inversión” para rehabilitar una edificación que presenta grandes deterioros (…)

    Cómo quitar el olor a humedad de la ropa

    Quitar el olor a humedad de la ropa puede resultar un quebradero de cabeza, pero si sabemos cómo afrontar este inconveniente la incomodidad que provoca será cosa del pasado mucho más rápido de lo que pensamos. Lo primero que tenemos que hacer es identificar si el mal olor de nuestra ropa tiene su origen en […]

     ¿Hablamos?