Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

¿Alergia a la humedad? ¿Es posible?

Inicio / Blog / ¿Alergia a la humedad? ¿Es posible?
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades, Salud

Mujer con alergia a la humedad

Seguro que alguna vez has escuchado hablar de la humedad ambiental, pero no tienes demasiado claro qué es.

La humedad ambiental refleja la cantidad de vapor de agua que hay en el aire. Se puede expresar de dos maneras:

  • Humedad absoluta: cantidad de vapor de agua que se encuentra por unidad de volumen de aire en un ambiente.
  • Humedad relativa: humedad que posee una masa de aire en relación a la mayor cantidad de humedad absoluta que podría llegar a contener sin que se produzca condensación.

Aunque tranquilo, no necesitas comprender profundamente ninguna de estas dos ideas para saber lo que te vamos a contar.

 

¡Alerta de peligro! Puedes desarrollar alergia a la humedad

 

Cuando le contamos a las personas que esto es una realidad alucinan. Pero déjanos decirte que tiene un poco de truco.

Fíjate.

Como sabes, el tiempo húmedo favorece el crecimiento de los hongos y el soleado, la diseminación de las esporas.

En climas cálidos y húmedos los hongos están presentes en gran cantidad a lo largo de todo el año y en zonas templadas, las esporas de hongos se encuentran en su mayor concentración a finales de verano.

Todo esto te lo contamos para que entiendas la relación que existe entre la humedad del lugar y los hongos. Hongos que pueden producir alergias.

Así es, ahí está el secreto de la alergia a la humedad.

 

¿Sientes que hay hongos en tu casa? Llama a un profesional

 

Es necesario tener esto en cuenta, para dar la importancia que merece a un diagnóstico eficaz y realizado por profesionales.

Muchas veces, todos podemos percibir la humedad de un modo «natural», pero, ¿qué hay de las consecuencias de la humedad?

¿Sabemos claramente definirlas y plantear las soluciones necesarias para poder eliminarlas?

La humedad por sí sola no crea ninguna alergia. El problema real deriva de la falta de atención a los primeros síntomas cuando aparece el exceso de humedad y el mal uso de técnicas para eliminarlas.

En lugar de actuar, la mayoría de las personas solo se dedica a poner parches —como las pinturas antihumedad— para tratar de eliminarlas, en lugar de atacar el problema de raíz.

Y sí, esto último es lo único que funciona.

 

¿Cuáles son los síntomas de una alergia a la humedad?

 

¿Por qué es tan difícil de detectar la alergia a la humedad?

Por el simple hecho de que provoca los mismos signos y síntomas que otros tipos de alergias de las vías respiratorias superiores.

Entre los signos y síntomas puedes encontrar:

  • Estornudos
  • Nariz congestionada o con moqueo
  • Tos y goteo nasal posterior
  • Picazón en los ojos, la nariz y la garganta
  • Ojos llorosos
  • Piel seca y escamosa

Pero como en todo en esta vida, estos síntomas pueden variar de una persona a otra, ya que cada uno es un mundo. Para algunas personas pueden ser más leves y para otras más intensos.

Puedes tener síntomas durante todo el año o solo durante algunas épocas. Por ejemplo, cuando estás en un clima húmedo o si te encuentras en lugares interiores con concentración de moho.

 

La peligrosa relación entre el asma y la alergia al moho

 

Si tienes asma y, además, alergia al moho, los síntomas del asma se desencadenan por la exposición a las esporas del moho.

Y hay personas a las que la exposición de algunos tipos de moho puede causarles un ataque de asma grave.

Estos signos y síntomas son:

  • Tos
  • Respiración sibilante
  • Dificultad para respirar
  • Presión en el pecho

Como en cualquier alergia, estos síntomas pueden variar desde la levedad hasta los síntomas más graves.

Por tanto, lo mejor es que cuanto notes que el problema aparece, trates de atajarlo y contarlo de raíz.

 

¿Cuál es la causa de esta alergia?

 

Cuando inhalamos diminutas esporas de moho que se transmiten por el aire, el cuerpo sabe que son invasoras y genera anticuerpos que se convierten en la alergia para combatirlas.

Al alejarte del moho, el cuerpo sigue produciendo estos anticuerpos para recordar al invasor, así que si en el futuro te vuelves a encontrar con el moho, tu sistema inmunitario reacciona causándote de nuevo la alergia.

Vamos, es una forma de hacer que tu cuerpo rechace algo que le hace daño, pero tú acabas sufriendo las consecuencias cada vez que te expones a ello.

 

¿Qué factores influyen para que se desarrolle la alergia?

 

Hay unos cuantos detalles que debes tener en cuenta y que pueden influenciar a la hora de desarrollar una alergia o empeorar la que ya tienes.

  • Tener antecedentes familiares con alergia. Si estas y el asma son comunes en tu familia, es más probable que la padezcas.
  • Estar en un trabajo que te exponga al moho. Por ejemplo, tareas en granjas, establos, madereros, panificación, molinos, carpinterías, invernaderos, reparación de muebles…
  • Convivir con mucha humedad. Cuando la humedad de tu hogar es superior al 50 % hay más exposición al moho. Y ya te hemos hablado en otras ocasiones de lo fácil que es que crezca en cualquier parte de tu casa sin que tú puedas percibirlo.
  • Estar constantemente en un edificio que ha sido expuesto a mucha humedad. Ya sea tu casa o tu trabajo. Por ejemplo, cañerías que gotean, filtraciones de agua cuando llueve…
  • Tener poca ventilación en casa. La calidad del aire es muy importante a la hora de evitar, no solo el moho y su alergia, sino cualquier otro tipo de alergia que se pueda acrecentar.

 

¿Cómo puedes prevenir la humedad?

Lo más importante de todo es, sin ninguna duda, que necesitas tener una buena calidad del aire. Y para ello hay algunas consideraciones que puedes tener en cuenta, como, por ejemplo:

  • Usa un deshumidificador para mantener el nivel de humedad a menos del 50 %.
  • Cambia con regularidad los filtros de la calefacción y los aparatos de aire acondicionado.
  • Asegúrate de que tus baños están bien ventilados y pon el ventilador después de ducharte para secar el aire.
  • Abre las ventanas todos los días durante al menos veinte minutos.
  • No pongas alfombras en el baño ni en el sótano.

 

¿Y qué haces si ya tienes al invasor en casa?

 

Si te encuentras con una mancha de humedad, tienes que reaccionar y actuar rápido antes de que entren en contacto contigo y los que te rodean.

Lo primero es averiguar qué tipo de humedad es y, después, actuar sobre ella. Evita los artículos milagrosos como la pintura antimoho y acude a profesionales.

En Murprotec te ofrecemos un diagnóstico gratis para averiguar qué le pasa a tu casa y cómo podemos actuar en consecuencia.

[Total:1    Promedio:5/5]
Entradas relacionadas