Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Remedios que no funcionan: pintura anti-humedad

Inicio / Blog / Remedios que no funcionan: pintura anti-humedad
Publicado por
en Blog, Humedades

pinturas anti- humedad

Todo lo que no sea una solución definitiva a tu problema de humedades, es simplemente un parche

En el mercado actual hay todo tipo de soluciones y productos que prometen acabar con la humedad de manera total y absoluta, pero en realidad, no hacen más que esconder el problema, y, en muchos casos, con eso, lo que consigues a largo plazo es que el problema de humedades se agrave más, con los consiguientes perjuicios para tu salud y para tu economía.

Remedios que no funcionan: pinturas anti- humedad

Las pinturas anti-humedad son un producto muy popular en el mercado, vendido y recomendado para acabar con las humedades. De entre las ventajas que se destacan de este producto está la facilidad de usarlo, sin requerir la intervención de un profesional cualificado, y su precio, que es asequible, pero, ¿realmente funciona?

Si bien es cierto que hay señales que pueden indicar la presencia de humedades en casa, cuando las vemos, pintar la pared lo único que hace es ocultarlas. Es peligroso ocultar síntomas de un problema cuyo origen no se conoce, y, por lo tanto, que no se va a solucionar.

Es necesario no solamente conocer el origen del problema de humedades, sino establecer la tipología del mismo, ya que solamente así será posible realizar un tratamiento adecuado.

Para tratar tu problema de humedades, contacta con especialistas

Los inconvenientes de las pinturas anti- humedad

Dentro de las pinturas anti- humedad podemos encontrar varias clases:

La pintura anti- moho

Esta clase de pintura trata de atacar al microorganismo que crece con los problemas de humedad, aunque cuando limpias el moho sin acabar con el problema desde la raíz, este acabará reproduciéndose.

Pinturas anti- condensación

Estas pinturas básicamente están compuestas de agua y esferas de materiales diversos, como puede ser el vídrio. Cuando las aplicamos a la pared afectada, hacemos que la temperatura de la misma suba (teóricamente) acabando con la humedad por condensación. El problema es el mismo que llevamos repitiendo a lo largo del post: no acaba con la humedad de raíz y, por lo tanto, no soluciona el problema.

¿Por qué usar pinturas anti- humedad no es buena idea?

Para empezar, las pinturas anti-humedad crean una falsa sensación de que es fácil acabar con los problemas de humedades, sin importar del tipo que sea o qué es lo que las causa. Esta sensación nos puede llevar a, sin nosotros darnos cuenta siquiera, a hacer que nuestro problema de humedades aumente y se vuelva mucho más grave, así como agravando las consecuencias derivadas del mismo.

Al ser solo un remedio que no soluciona el problema, podemos tener la certeza absoluta de que las humedades volverán a aparecer, aunque pintemos la pared siete veces.

Además, el uso de este tipo de pinturas afea la pared dándole un color grisáceo, que es posible que no sea el mismo que tenemos en nuestra casa.

Si tienes problemas de humedad, habla con profesionales

Igual que no confiarías tu coche a alguien que no sea mecánico profesional, no debes dejar en manos de personas no cualificadas un problema de humedades.

Esto es crítico, sobre todo si piensas que las humedades en casa pueden generar muchos problemas para la salud de los tuyos. Lo mejor que puedes hacer es confiar en la empresa líder en el sector desde hace más de sesenta años.

¡Hablemos!

Entradas relacionadas