Llamada gratuita - de 08:00 a 22:00

Prevención de riesgos laborales de última tecnología

Hasta ahora al pensar en prevención de riesgos laborales se nos venían a la mente instrucciones de cómo mantener una postura correcta en la oficina ante el ordenador, arneses y cascos en las obras, gafas especiales en laboratorios y, en general, condiciones de iluminación y ventilación saludables y adecuadas. En muchos casos, sólo se trata de aplicar ciertos hábitos y conductas en el día a día laboral. Pequeñas y simples acciones que pueden salvarnos de situaciones y consecuencias más graves y complejas. Sin embargo, es un terreno en el que todavía hay por hacer, ya que a menudo no damos importancia a estos asuntos que pueden acarrear problemas, sobre todo, de salud.

 image001

Aunque a partir de ahora, gracias a las investigaciones llevas a cabo de forma conjunta entre la empresa THelmet Health y el centro tecnológico Leitat (Terrassa), las herramientas de prevención de riesgos laborables van a ser mucho más que un simple casco. En particular, se trata de un casco que, además de prevenir, analiza. Y es que el trabajo de los obreros que requieran de casco para realizar su trabajo estará monitorizado, gracias a los sensores y componentes eléctricos que contiene este casco inteligente recién desarrollado. Entre sus múltiples funciones, el casco da la posibilidad de hacer un seguimiento offline del estado de los trabajadores y, por ende, de las obras con información sobre si el usuario llevaba el casco puesto o no. Además, de poder medir el pulso del empleado o el estrés térmico al que está sometido, es decir, la relación entre temperatura y humedad.

Tan importante como prevenir accidentes, caídas y golpes es controlar el aire que respiramos y las condiciones ambientales que determinan el espacio en el que desarrollamos la jornada laboral. El estrés térmico, esa relación entre la temperatura y la humedad, es vital para el correcto desarrollo del trabajo bajo condiciones saludables que no repercutan negativamente sobre nuestra salud. Más aun si el trabajador tiene problemas respiratorios o reumáticos, en el caso de la humedad.

En estos supuestos es muy importante mantener controlados los niveles de humedad de las oficinas o lugares de trabajo, ya que una humedad en exceso puede provocar la proliferación de hongos, como el moho, que agravan y empeoras los síntomas propios de las alergias, como la tos, los estornudos o la sensación de cansancio. En estos casos, lo mejor es contar con un diagnóstico acertado y de confianza, que de paso a la aplicación de un tratamiento que acabe con el problema para siempre. En Murprotec sabemos de lo que hablamos y no descansamos para que el trabajo y la salud vayan de la mano.

Pide un diagnóstico gratuito

Uno de nuestros técnicos se desplazará hasta tu domicilio, edificio o local comercial y realizará un diagnóstico completo, gratuito y sin compromiso.

    Pide un diagnóstico

    Relacionados

    En la época invernal somos más propensos a contraer gripes, constipados, enfriamientos… pero no se deben solo al frio. Tener problemas de humedad en nuestra casa produce muchas enfermedades perjudiciales para la salud de las personas. Es imprescindible erradicar este problema para siempre y así poder disfrutar de un aire limpio y saludable  Los problemas […]

    filtraciones

    Desde hace algún tiempo esas lluvias tan características de estaciones como otoño, se vienen haciendo más frecuentes en primavera, resultando ser un grave problema tanto para decenas de edificios, como para los propietarios que en ellos habitan. Incluso poblaciones enteras se ven sometidas a graves problemas debido a las inundaciones producidas por las intensas precipitaciones. […]

    Humedades Granada

    La provincia granadina es muy conocida por varios motivos. Seguramente muchos piensen en la Alhambra como su argumento principal. El antiguo conjunto musulmán fue nombrado patrimonio de la humanidad en 1984 y es uno de los conjuntos históricos más visitados de nuestro país. Granada también es una de las provincias famosas por el binomio mar […]

     ¿Hablamos?