Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La humedad estructural, un enemigo invisible muy visible

Inicio / Blog / La humedad estructural, un enemigo invisible muy visible
Publicado por
en Blog, Humedades

vivienda-con-humedad-

Cuando hablamos de humedades, es necesario señalar que cada tipología es distinta y, por lo tanto, no se puede actuar de forma similar ante cada caso. Su diagnóstico y tratamiento es diferente, pero eso sí, la diagnosis adecuada del problema es crítica para saber a ciencia cierta ante qué problema nos encontramos y poder utilizar las herramientas y tratamientos más adecuados para ello.

Algunos tipos de humedades se deben a problemas en las estructuras de los edificios, como la capilaridad. Este tipo de humedad se origina en el roce de los cimientos con la capa freática del suelo, generando grietas o algún tipo de corrosión por las que se filtra el agua del suelo.

 

La humedad estructural es más peligrosa de lo que piensas

Las humedades estructurales pueden ser muy peligrosas para los edificios, ya que estas patologías pueden causar múltiples daños a las edificaciones, y con ellos, a las personas que los habitan.
Si estas humedades estructurales no se solucionan a tiempo, los daños pueden ser muy importantes.

 

La humedad estructural, el enemigo invisible

La humedad estructural se produce, principalmente, por el fenómeno de la capilaridad del agua, es decir, el líquido se acumula en el terreno y se filtra en los cimientos del edificio.

Este tipo de humedad puede tener fatales consecuencias para cualquier edificación, sin importar si se trata de un bloque de pisos o una construcción del s.XII, ya que la exposición a estas humedades de forma continuada en los cimientos, puede provocar un alto número de accidentes.

En el caso de que haya humedad en una pared con instalación eléctrica puede provocar electrocuciones, incendios o cortocircuitos, pudiendo poner en peligro no solo la estabilidad del edificio, sino la vida de las personas que estén en él en ese momento.

También puede provocar que se desprendan elementos como balcones, que no solo podrían desestabilizar el edificio, sino que podrían caer sobre personas en la calle, llegando a provocar su muerte en el peor de los casos.

Si hay yesos y escayolas, pueden producirse grietas, goteras, inundaciones, manchas de humedad, mohos, bacterias, malos olores y los objetos de madera pueden pudrirse fácilmente, sin contar que si el agua lleva sales minerales del suelo, se pueden generar otros efectos secundarios muy negativos.

Es necesario saber que un muro, cimientos o las paredes mojadas pueden ver disminuida hasta en un 50% la capacidad que tienen de carga, algo muy peligroso porque puede originar problemas muy complicados de solucionar, así como también puede dañar los elementos estructurales que sean metálicos, como las vigas y tuberías, por el óxido derivado.

 

Ataca las humedades cuanto antes

Como puedes ver, las humedades estructurales pueden llegar a convertirse en un peligro muy real si no lo atajamos a tiempo. Es una amenaza silenciosa para los edificios y las personas.

Para eliminar ese riesgo, lo mejor es que te pongas en manos de profesionales con experiencia. Solicita nuestro diagnóstico exhaustivo y gratuito para saber a ciencia cierta cuál es la magnitud del problema.

Murprotec es la empresa líder en el tratamiento de humedades desde hace más de 60 años.
¿Hablamos?

Entradas relacionadas