Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

¿Cómo evitar la humedad en casa en invierno?

Inicio / Blog / ¿Cómo evitar la humedad en casa en invierno?
Publicado por
en Blog, Humedades

pies de familia delante de la chimenea, felices sin humedad

En invierno, el aire se vuelve húmedo y las casas también. Esto se puede explicar de manera muy simple y existen soluciones para evitar la humedad en invierno en una casa durante esta época del año.

¿Por qué hay humedad en una casa en invierno?

 

Es en otoño y en invierno cuando encontramos la mayoría de los problemas de humedad en invierno en una casa. Estos dos períodos son los más fríos y húmedos del año. En invierno, el clima puede ser una fuente de humedad, especialmente si el edificio presenta defectos (grietas, problemas de aislamiento o sellado …).

Además, cuando el exterior es frío y húmedo, tiende a aumentar el calentamiento y no permitir que entre el aire frío. Estas condiciones favorecen la humedad dentro de casa. De hecho, el cuerpo solo respirando y sudando produce hasta 15 litros de agua al día. Si esta humedad no se elimina es cuando aparecen los problemas.

¿Podemos evitar la humedad en nuestra casa?

 

En todas las casas hay cierto nivel de humedad, es cuando hay un exceso de humedad cuando aparecen los problemas: condensación, manchas húmedas, moho, mal olor, caída de recubrimientos… Si estos están relacionados con el mal tiempo y un defecto en el edificio, lo mejor que podemos hacer es llamar a un profesional, pero si la humedad proviene principalmente de lo que haces, algunos cambios de hábitos pueden evitar la humedad en invierno.

¿Cómo evitar la humedad en invierno en una casa?

 

Aquí tienes algunos consejos simples para evitar la humedad en invierno en casa por al vapor de agua:

  • Mueve el aire: aunque haga frío, abre las ventanas y ventile las habitaciones. Airear la casa ayuda a renovar el aire y sacar la humedad.
  • Reduce la producción de humedad: enciende la campana cuando cocines o abre la ventana para evacuar el vapor de agua, limpia el vapor de agua de las paredes después de una ducha, cierra las puertas del baño y la cocina cuando los uses y ventila la habitación después de usarlos.
  • Ojo con la calefacción: no calientes en exceso las habitaciones, el aire caliente contiene más humedad que el aire frío. Lo ideal es configurar el termostato entre 16° y 21° día y noche.
  • No pegues los muebles a las paredes: colocarlos a unos pocos centímetros de las paredes ayuda a hacer circular mejor el aire. De lo contrario, puede aparecer condensación en las paredes detrás de los muebles.

¿Otros consejos para evitar la humedad en casa?

 

Lo mejor es solicitar la visita de nuestros técnicos, que realizarán un estudio exhaustivo de tu caso con las herramientas más innovadoras y eficaces. Solo así podrás saber cuál es la magnitud real de tu problema, y nuestros profesionales te asesorarán de las mejores acciones y tratamientos a realizar.

Entradas relacionadas